El Ayuntamiento se suma a la moción presentada por la FECAM para la erradicación de la pobreza

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, en su última sesión plenaria, aprobaba por unanimidad adherirse a la moción presentada por la Federación Canaria de Municipio, y en particular por la Comisión de Solidaridad y Cooperación de los Pueblos, con el objetivo de reiterar el apoyo a todas aquellas personas más castigadas que poseen menos recursos y que se encuentran en una situación de total dependencia e indefensión, así como reclamar y denunciar justicia e igualdad en el mundo.

El alcalde del municipio, Valentín González, apuntaba que “la pobreza y el hambre son el principal problema que tiene la humanidad en este momento, y ha sido muy poco lo que se ha avanzado en los últimos años en este sentido teniendo en cuenta que en el año 2000 el objetivo planteado era erradicar la pobreza extrema y el hambre en el mundo antes del año 2015”. Cabe destacar que la UE ha destinado en los últimos años 4’5 billones de euros a los rescates de las Instituciones Financieras y la Reserva Federal (EE.UU) a Bancos Centrales de Europa y Japón 29 billones de dólares en préstamos y garantías en relación a la crisis. Mientras, y según la ONU, para combatir el Hambre en el Mundo sólo harían falta 30.000 millones de dólares.

Es por ello que, el pleno sanmiguelero acordaba reafirmar su adhesión  a esta campaña, así como a la exigencia de la cancelación de la Deuda Externa y a cuantas iniciativas se desarrollen para conseguir que los compromisos adquiridos en la Declaración del Milenio se conviertan en una realidad. Igualmente, se acordó trasladar a los diversos centros educativos del municipio un manifiesto para su difusión y lectura el pasado 17 de octubre, Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza, coincidiendo con el acto de levantamiento por la erradicación de la pobreza a nivel mundial.

Finalmente, desde el consistorio se han elevado las consideraciones expuestas al Gobierno del Estado, recordándoles los compromisos adquiridos en el año 2000 y la necesidad de su cumplimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.