El Ayuntamiento de San Miguel de Abona concede 170.000 euros en ayudas al estudio

31 Dic 2020

Un total de 732 estudiantes de infantil, primaria, secundaria, ciclos formativos, bachillerato y universitarios o postgrados serán beneficiarios de las ayudas al estudio que concede el Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de la Concejalía de Servicios Sociales. Unas ayudas que se conceden cada año y para las que el consistorio tenía presupuestado inicialmente 100.000 € para este curso 2020/2021 y que, con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus, incrementó en un 70%, pasando a un total de 170.000€.  Cabe destacar que para el curso 2021-2022, la partida presupuestaria para tal fin contará con 182.000 €, es decir, se incrementa en un 82% con respecto al presupuesto anterior.

Arturo González, alcalde del municipio, apuntaba que de esta manera “se pretende sumar en esfuerzos y contribuir a la difícil situación por la que muchas familias están pasando, la cual repercute de la misma manera en la economía que se destina en cada hogar a la formación de los estudiantes”.

Así, tras estudiar todas y cada una de las solicitudes presentadas y comprobado el cumplimiento de los requisitos necesarios para ser beneficiarios de estas ayudas, con respecto a las enseñanzas de educación infantil, primaria y secundaria la partida consignada fue de 90.000€; 30.000€ a bachillerato y ciclos formativos; y 50.000 € a universitarios y postgrados.

Nuria Marrero, concejala del área, ha querido destacar que “desde hace años venimos impulsando este tipo de ayudas que consideramos primordiales para las familias”, añadiendo que “este año nuestro compromiso es mucho mayor si cabe, y desde el gobierno local lo hemos tenido claro desde que la covid-19 empezará a azotar a nuestra sociedad y las familias notarán de manera notable el incremento en la cuantía concedida porque la situación así lo requiere”.

Unas ayudas que tienen como finalidad esencial reforzar la escolarización de menores y jóvenes de San Miguel de Abona, sea cual sea el nivel educativo, ya que las ayudas atienden desde enseñanza infantil hasta estudios universitarios. Ahora más que nunca, la formación y cualificación de los estudiantes son claves para acceder a un mercado laboral cada vez más exigente.

Cabe destacar que la cuantía que se va a repartir entre las familias beneficiarias ha dependido no solo del nivel de la renta del solicitante, sino también de los estudios para la cual se pidió.