El Cabildo inicia las obras de la nueva estación de bombeo en Llano del Camello

Este proyecto para el tratamiento de aguas residuales, cuenta con una inversión de 224.000 euros y un plazo de ejecución de 4 meses.

El consejero de Cooperación Municipal, Aurelio Abreu, y el alcalde del municipio, Arturo González, firmaron el acta de replanteo por el que comienzan los trabajos.

Tenerife – 30/11/2016. El Cabildo, a través del Área de Cooperación Municipal, ha iniciado hoy miércoles [30] las obras para la construcción de una nueva estación de bombeo subterránea y conducción de impulsión en  Llano del Camello, en San Miguel de Abona. La misma resolverá la recogida de aguas residuales en este núcleo de continuo crecimiento poblacional, y que conecta con la zona industrial y comercial del municipio.

El consejero de Cooperación Municipal y Vivienda de la Corporación insular, Aurelio Abreu, y el alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González, firmaron hoy miércoles el acta de replanteo por el que comienzan oficialmente los trabajos, que van a ser ejecutados por la empresa Construcciones Rodríguez Mesa S.L., por un importe de 224.000 euros y un plazo de ejecución de 4 meses.

El acto de firma de replanteo también contó con la presencia del consejero de Aguas del Cabildo, Manuel Martínez, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, Víctor Chinea, técnicos municipales, insulares y responsables de la obra.

Los trabajos están incluidos en el Plan de Cooperación Municipal 2014-2017, financiado en un 90 por ciento por el Cabildo y en un 10 por ciento por el Ayuntamiento.

El vicepresidente y consejero de Cooperación Municipal, Aurelio Abreu, señala que “esta obra es un paso más en la consecución de los objetivos previstos en el Plan de Saneamiento que permitirá solucionar los problemas de evacuación de aguas residuales en el municipio, y que se une a las obras que ya hemos ejecutado para la instalación de un colector general en la Avenida José Miguel Galván Bello y el paso de cauce de Amarilla Golf”.

Por su parte, el alcalde del municipio, Arturo González, indicó que se trata de “un paso más para lograr el objetivo de solucionar los problemas que muchas veces no se ven porque están bajo tierra, pero que son servicios básicos y esenciales como el saneamiento y que tenemos que ejecutar. Aunque aún nos queda el tramo más complicado para finalizar el colector general de saneamiento del municipio, el que discurre por debajo de la autopista, vamos avanzando en este tema”.

En este sentido, agradeció al Área de Cooperación Municipal del Cabildo “que se implique en un asunto como el saneamiento, que es responsabilidad de los ayuntamientos y que ejecute este tipo de obras que no son rentables políticamente pero necesarias para los ciudadanos. Esperamos que en el próximo Plan de Cooperación 2018-2020, sigamos colaborando también con el Consejo Insular de Aguas para solucionar las aguas residuales”.

Las obras consistirán en la construcción de una estación de bombeo subterránea, anexa a la vía paralela a la Autopista del Sur TF-1, que se realizará en dos actuaciones. En la primera, se procederá a la instalación de un colector de PVC de 315 milímetros de diámetro y 98,4 metros de longitud, al oeste de la avenida Siete Islas Canarias, con sus correspondientes pozos de registro, así como a la restitución del pavimento afectado por los trabajos de excavación.

En la segunda actuación se ejecutará el equipamiento completo de la estación de bombeo, consistente en la incorporación de una tercera bomba que sirva de reserva de la instalación del saneamiento, de idénticas características a las contempladas en la primera actuación.

Cabe recordar que el Plan de Cooperación Municipal 2014-2017 para el municipio de San Miguel de Abona está financiado en un 90 por ciento por el Cabildo y un 10 por ciento por el Ayuntamiento. Se invierte en este municipio 1,4 millones de euros, que se destinan al colector general de la avenida José Miguel Galván Bello y paso de cauce del colector Amarilla Golf; la estación de bombeo y conducción de impulsión de Llano del Camello y la galería de servicio bajo la TF-1 y encauzamiento del cauce bajo la TF-1.

Aprobación inicial de la Ordenanza que regula los Vertidos de Aguas Residuales

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona procedía recientemente en sesión plenaria a la aprobación inicial de la Ordenanza de Vertidos de Aguas Residuales del municipio, una ordenanza que, según el alcalde, Valentín González, “pretende regular el uso adecuado la infraestructura de saneamiento, así como las condiciones a las que deben adecuarse los vertidos de aguas residuales procedentes de las instalaciones domésticas e industriales en San Miguel de Abona”, añadiendo que “el fin de esta ordenanza es proteger las instalaciones, los recursos hidráulicos y por tanto el medio ambiente y la salud de las personas”. Se trata pues de, evitar problemas de alteraciones a la función del sistema de saneamiento por afección de las capacidades de evacuación, impedimentos y dificultades a los trabajos de mantenimiento ordinario por creación de condiciones de peligrosidad o toxicidad.

Así, esta ordenanza tendría como objeto regular la utilización de la red pública de saneamiento municipal y las instalaciones complementarias, determinando las prescripciones a que deben someterse quienes hagan uso de ella. Asimismo, el edil añade que “se contempla además las normas de utilización y regulación de los vertidos, afecciones y reposiciones, normas de vertido, autorizaciones de vertidos no domésticos, tratamiento, inspección de las instalaciones y análisis de muestras, inspección y vigilancia, así como procedimientos de suspensión de vertidos, sistemas de emergencia e infracciones y sanciones, puesto que la ordenanza recoge la clasificación de los vertidos en aguas residuales domésticas y no domésticas, así como vertidos prohibidos y permitidos”.

Desde el consistorio se informa que la tasa de saneamiento se realizará en función del consumo de agua potable medido en el correspondiente contador. En aquellos casos en los que las viviendas, locales comerciales y edificios industriales utilicen agua de procedencia distinta a la suministrada por la red de abastecimiento municipal, y viertan sus aguas residuales a la red de saneamiento del Ayuntamiento, se procederá a aplicar la tasa correspondiente de acuerdo con el consumo de dicha instalación. Esta Ordenanza se encuentra publicada en el BOP y Tablón de Anuncios del Ayuntamiento a efectos de presentación de reclamaciones o sugerencias.