El Ayuntamiento de San Miguel de Abona instalará bebederos para animales en la zona recreativa del Monte Cho Pancho

Los periodos de sequía, los incendios y las olas de calor, cada vez más frecuentes, provocan que muchos animales (aves, reptiles y mamíferos) se trasladen a buscar agua de forma desesperada lo que conlleva a que tengan desplazarse en su búsqueda y algunos perezcan en el intento. Es por ello por lo que el ayuntamiento de San Miguel de Abona procederá a instalar bebederos en la zona recreativa del Monte Cho Pancho, como estrategia de actuación para ayudar a la conservación de la biodiversidad local.

Es muy importante sumarse a esta iniciativa, por lo que desde el consistorio pedimos colaboración a la ciudadanía, sobre todo a quien disponga de huertas, fincas o incluso patios o terrazas,  para que si así lo creen conveniente, coloquen también bebederos en sus propiedades. Para ello, no es necesario realizar ninguna inversión, cualquier objeto con capacidad de retener agua, como platos de barro, preferiblemente sin esmaltar y con poca profundidad, puede servir para este propósito. Eso sí, siempre alejado de gatos, para evitar la depredación.

Conato de incendio en Vilaflor. San Miguel se pone a disposición del municipio vecino

En la tarde de ayer se detectaba un conato de incendio en una finca ubicada en el municipio vecino de Vilaflor. Aunque en un principio se pensó que también estaba afectada parte de la zona recreativa de Monte Cho Pancho, en San Miguel de Abona, pronto se pudo constatar que el fuego se producía concretamente en la zona denominada Llano del Ingenio. Pese a temerse lo peor, y dada la alarmante situación que se está produciendo en la isla vecina de Gran Canaria, las labores de extinción fueron rápidas y el fuego, que afectó a unos 300 m², fue controlado rápidamente gracias a la intervención de las Brigadas Forestales del Cabildo Insular, Bomberos del Consorcio de Tenerife y un helicóptero.

Tras conocerse la noticia, tanto el alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González, como el edil de Seguridad Ciudadana, Antonio Manuel Rodríguez, se trasladaban de inmediato hasta el lugar, donde también se encontraban la Policía Local y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de San Miguel para prestar servicio preventivo y de apoyo en la zona.

Arturo González apunta que “se deben extremar todas las precauciones ya que, en este caso, una acumulación de estiércol en una huerta pudo haber provocado unos daños incalculables”, añadiendo que, en relación al conato “se originó en Vilaflor pero las altas temperaturas altas y el viento pudieron suponer una ampliación a Granadilla y San Miguel, dada la cercanía  a los pinares de los tres municipios”. González considera fundamental la rápida intervención de los efectivos de emergencias y el hecho de que se pudiese disponer de un helicóptero en el aeropuerto Tenerife Sur.

Desde el consistorio sanmiguelero se agradece la gran labor hecha por parte de los diferentes grupos de profesionales que han trabajado en la extinción de este fuego.