San Miguel sigue trabajando por el ahorro energético

El núcleo de El Morro cuenta con nuevo alumbrado público con tecnología LED.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona continúa trabajando en la mejora de la eficiencia energética de su alumbrado público con la implantación de iluminarias con tecnología LED.

Si ya lo había hecho en los núcleos de Las Chafiras, Oroteanda, Punta del Lomo y La Asomada, en esta ocasión ha sido el núcleo de El Morro el que ya cuenta con una nueva instalación que favorece el ahorro energético. Así, los trabajos que se han estado llevando a cabo han consistido en la creación de un nuevo Centro de Mando, la adecuación de los circuitos al Reglamento de Baja Tensión y  la sustitución de las luminarias existentes. Se trata de una obra donde se han instalado 25 nuevas luminarias cuyo importe asciende a 30.220’26 €.

El alcalde del municipio, Arturo González, ha destacado que con estos trabajos “continuamos con el compromiso adquirido con el Pacto Alcaldes con el que nos comprometíamos a reducir la emisión de dióxido de carbono”. Por su parte, Julián Martín, concejal de Servicios Públicos, manifiesta que el principal objetivo de esta obra es “la sustitución de las luminarias antiguas y obsoletas por otras homologadas y de menor potencia nominal, como es el caso de  las luminarias LED”. Además, a todos los puntos de luz del nuevo Centro de Mando de El Morro se le aplicará una reducción de consumo, consiguiendo un importante ahorro energético y económico.

Las iluminarias de las diferentes vías están configuradas según un perfil horario, disminuyendo escalonadamente su flujo luminoso, según las necesidades de iluminación en cada franja horaria. Con ello se producirán paralelamente otros ahorros indirectos no cuantificados, ya que aumenta la vida de las lámparas y equipos o disminuyen las caídas de tensión, entre otros.

Cabe destacar que ya está en proceso de licitación la misma actuación en Polígono Industrial de Las Andoriñas y se seguirá con la misma dinámica en otros núcleos de población.

Mejora del pavimento y señalización en la calle que une los barrios de El Roque y El Morro

Esta semana se daba por terminada la repavimentación de la calle El  Drago, situada entre los núcleos poblacionales de El Roque y El Morro, en San Miguel de Abona. El alcalde del municipio, Valentín González, comentaba que “el asfaltado de esta calle, que comprende unos 600 m de longitud, mejorará la seguridad vial de ambos barrios, y se encuentra dentro de las actuaciones que se vienen realizando desde hace varios meses, una vez vista y estudiada la necesidad de acondicionar y mejorar gran parte de las vías del municipio”.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Arturo González, indica que “el coste de la repavimentación de la calle El Drago ha supuesto al consistorio un importe de 18.500 €, dentro de los cuales también se ha querido incluir la señalización tanto vertical como horizontal, puesto que se carecía de la misma hasta el momento”.

Cabe destacar que, tanto la señalización vertical como horizontal, cumplen con la normativa pertinente, además de haberse mejorado la iluminación nocturna, lo cual garantiza aún más los niveles de seguridad tanto para vehículos que circulan por esta travesía como para los viandantes que usan cada día esta calle como conexión entre ambos barrios.

Esta actuación se encuentra dentro de las obras que se realizan en los distintos barrios, tales como la vía principal de Guargacho, con la mejora de los pasos de peatones elevados e iluminación, o en la TF-652 de Las Chafiras, iluminando las paradas de guagua y las zonas ajardinadas e isletas ubicadas a lo largo de toda la vía.