Ayudas de emergencia social. Una prioridad para el ayuntamiento sanmiguelero

Desde que se decretara el estado de alarma el pasado 14 de marzo han sido muchas las ayudas de emergencia social que se han tramitado desde el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de San Miguel de Abona. Así, a día de hoy se pueden contabilizar un total de 1.250 ayudas en alimentos, de las cuales 600 se corresponden a lotes de alimentos de carácter inmediato, y 650 a órdenes de compra que permiten a los usuarios el poder adquirir alimentos perecederos y no perecederos en los supermercados concertados con el consistorio.

A esto se debe sumar las más de 70 ayudas al alquiler concedidas a las familias que han reunido los requisitos, así como el asesoramiento a otras muchísimas personas a la hora de tramitar las solicitudes de ayuda al alquiler del Gobierno de Canarias. De la misma manera, destacan las 40 ayudas concedidas para la compra de medicamentos y otras para gastos de luz, agua, gafas, tratamientos varios, rehabilitación de vivienda, etc.

Destacar que la concejalía de Servicios Sociales ya ha comenzado a realizar visitas a familias cuya asistencia presencial en el domicilio es necesaria, además de no haber desasistido en ningún momento la atención telefónica a los menores que son usuarios de estos servicios y que son atendidos a diario por parte del personal del área. Una atención que también se ha llevado a cabo con las personas mayores, reforzando la atención de los usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio y del Centro de Día La Alborada del Padre Damián, a quienes,  a pesar de permanecer cerrado,  se les está ofreciendo un servicio de terapias y tareas alternativas.

Cabe resaltar que el área también se ha visto incrementada con la contratación de cuatro trabajadoras sociales más, lo cual ha servido para reforzar al equipo que ya se encontraba desarrollando su labor.

Desde el consistorio se espera poder reanudar todos sus servicios con normalidad después de la época estival. Mientras tanto, continuará trabajando de manera prioritaria en la gestión de las ayudas de emergencia.

San Miguel duplica las partidas destinadas a la emergencia social y al estudio

A principios de año el Ayuntamiento de San Miguel de Abona informaba de cuáles serían las partidas presupuestarias de ayudas destinadas a emergencia social y al estudio, ascendiendo éstas en su conjunto a 205.000 €. Sin embargo, y dada la situación provocada por la crisis sanitaria actual, desde el consistorio sanmiguelero se ha tomado la decisión de ampliar las mismas a más de 400.000 €.

Arturo González, alcalde de San Miguel, declaraba que “destinamos  parte del superávit económico al apartado de emergencia social y ayudas al estudio, esperando contribuir de alguna manera con las muchas familias que se están viendo afectadas desde que se decretara el estado de alarma”.

Por su parte, Nuria Marrero, concejala de Servicios Sociales, puntualizaba que “las ayudas de emergencia social son prioritarias durante todo el año, pero con esta nueva situación sin precedentes, es el momento de estar más cerca de nuestros vecinos, reforzándolas e incrementándolas respecto a ejercicios anteriores”. Marrero destaca además “que de la misma manera consideramos de vital importancia el apoyo a las familias con el refuerzo en las ayudas al estudio, ya que la formación y cualificación son claves fundamentales para acceder a un mercado laboral que, actualmente, se presenta complicado”.

Se trata pues de una reestructuración de partidas que el Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha querido llevar a cabo y que, si en los próximos meses fuese necesario, se realizarán nuevas modificaciones, siempre y cuando sea para mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de San Miguel que se están viendo más afectados en la actualidad.

San Miguel de Abona refuerza las ayudas sociales

La iniciativa aprobada en Pleno también rebaja el tiempo de empadronamiento para acceder a las ayudas básicas, a la vez que las ayudas de alimentos y alquiler se incrementan.

Las ayudas sociales en el municipio de San Miguel de Abona se refuerzan con las medidas aprobadas en el transcurso de la última sesión plenaria, decisión que se adopta a raíz de diversos estudios realizados por la concejalía de Servicios Sociales.

Las ayudas de emergencia social, a la discapacidad y tercera edad se ven ahora reforzadas para impulsar las prestaciones sociales que se conceden desde el ayuntamiento sanmiguelero, además de ciertas excepciones para las que se deja la puerta abierta en base a la gravedad del caso que se analice.

El área Social también recorta el tiempo de empadronamiento para acceder a estas ayudas, pasando de seis a tres meses en el caso de las ayudas básicas; al tiempo que las ayudas de alimentos y de alquiler, entre otras, se incrementan tanto en número como en cuantía.

La concejal responsable, Nuria Marrero, resalta que San Miguel de Abona es uno de los municipios del Sur “con menos índice de desempleo, pero que aun así, hay personas y familias que no pueden acceder al mercado laboral por diferentes circunstancias y a las mismas tenemos que dirigir nuestras ayudas”.

“Con todo este paquete de medidas queremos atender, por tanto, las necesidades de la población más vulnerable y que cuente con todos los recursos a nuestro alcance para mejorar su calidad de vida”, afirma la concejala de Servicios Sociales, Nuria Marrero, quien destaca el trabajo realizado en esta materia por parte de las trabajadoras sociales municipales, “que se ha prolongado muchos meses”.

San Miguel de Abona se adhiere al Acuerdo Marco de la FECAM para el desarrollo de acciones de emergencia social

El municipio de San Miguel de Abona ha recibido una aportación económica de 22.905 €, cantidad que sumada a la ya destinada por el Consistorio para el presente ejercicio  asciende a un total de 95.505 €.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de su Junta de Gobierno Local, aprobaba recientemente la solicitud de adhesión al Acuerdo Marco de colaboración entre la Federación Canaria de Municipios (FECAM), la Consejería de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Fundación CajaCanarias y La Caixa para el desarrollo de acciones de emergencia social durante el ejercicio 2014. Una adhesión que llega tras el acuerdo adoptado por el Comité Ejecutivo de la FECAM en el que se establece el reparto de la aportación dineraria que recibirá cada uno de los municipios canarios.

Valentín González, alcalde del municipio, argumenta que “esta adhesión, que surge a raíz de la actual situación económica, tiene como objetivo dotar a los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma de una ayuda económica para paliar parte de las necesidades de emergencia social, lo cual permitirá ayudar a aquellas familias sanmigueleras que a día de hoy estén pasando por situaciones delicadas”. Así, de un total de 2.582.664 € a repartir entre los diferentes municipios de Canarias, el municipio de San Miguel de Abona ha recibido una aportación económica de 22.905 €, cantidad que será destinada a la ayuda de las familias más desfavorecidas, a esta cantidad habrá que añadir la consignación presupuestaria  prevista para este año por el ayuntamiento desde la Concejalía de Asuntos Sociales, la cual supone un importe 72.600 €, sumando un total 95.505 €.