“Ejercitarse es cuidarse”, proyecto orientado a las personas usuarias del SAD

Las personas mayores, con el paso de los años, se van encontrando con una serie de dificultades motoras. Por ello,  el Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de la  concejalía de Servicios Sociales, y entendiendo que la actividad física y mental puede mejorar esta circunstancia, ha puesto en marcha el proyecto “Ejercitarse es cuidarse”. Una iniciativa que surge con el objetivo de promover el movimiento y el ejercicio de la mente en las personas mayores beneficiarias del Servicio de Ayuda a Domicilio Municipal (SAD) y conservar con ello, las capacidades de la mejor manera posible, a la vez que frenar situaciones de fragilidad y de caídas.

En cuanto a la metodología, se basa en diferentes sesiones semanales, donde cada usuario beneficiario del proyecto, con un planning personalizado, realiza ejercicios para trabajar la fuerza muscular, la flexibilidad, el equilibrio y la estimulación cognitiva.

Así lo hacen saber tanto el alcalde, Arturo González, como Nuria Marrero, concejala del área responsable, quienes explicaban la importancia de proteger el bienestar de las personas mayores para mantener una calidad de vida y el mantenimiento de su autonomía que depende, en gran medida, del  bienestar físico y mental.

Desde el Ayuntamiento de San Miguel de Abona se sigue apostando, en definitiva, por un ejercicio regular entre los mayores  como uno de los pilares más importantes de los programas de prevención de las enfermedades asociadas al envejecimiento.

San Miguel incorpora un servicio de acompañamiento y envejecimiento activo a domicilio

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona incorpora a su Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) una nueva prestación de acompañamiento y envejecimiento activo a domicilio. Se trata de un nuevo servicio que pretende complementar el SAD y cuya finalidad es la de promover, mantener o restablecer la autonomía personal, individual y/o familiar, contribuyendo a la integración y permanencia de las personas en su medio habitual de vida.

Se trata de un proyecto subvencionado por el Plan Extraordinario de Prestaciones Básicas de Servicios Sociales 2019 del Gobierno de Canarias y tanto el alcalde, Arturo González, como la concejala de Servicios Sociales, Nuria Marrero, han informado que la finalidad de este Servicio de Acompañamiento es “aumentar, fomentar y mantener el nivel de autonomía de las personas beneficiarias, así como ofrecer un apoyo y respiro a sus familias y responsables que estén a su cuidado”, añadiendo que “de esta manera se promueve, en definitiva, una mejor calidad de vida. En este sentido, cabe destacar que el proyecto parte de la necesidad de ofrecer un recurso destinado específicamente a la valoración e intervención de personas mayores, con o sin deterioro cognitivo, es decir, la finalidad del servicio se encuentra enmarcada dentro de actuaciones de corte preventivo y/o terapéutico.

Desde el consistorio se indica que este servicio consistirá en la realización de sesiones de 45 minutos, las cuales se llevarán a cabo en los domicilios de las personas que se beneficien del SAD. En dichas sesiones se realizará estimulación cognitiva, terapias de orientación a la realidad, terapias ocupacionales, talleres de actividades de la vida diaria, talleres de ejercicios físicos y terapia del dolor, etc.