San Miguel de Abona promueve la urgente construcción de los hospitales del norte y sur de la isla

El consistorio se une, además, a la lucha en contra del cierre de la Unidad Médico Quirúrgica de Cardiologí­a y Cirugí­a Pediátrica del Hospital Materno Infantil de Canarias.

El concejal de Sanidad del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, Teófilo Bello, presentaba en la pasada sesión plenaria municipal la propuesta de adhesión a la moción aprobada por los Ayuntamientos de Vilaflor y San Cristóbal de La Laguna para promover los hospitales del norte y sur de la isla; así­ como la propuesta de acuerdo sobre la Unidad Médico Quirúrgica de Cardiologí­a y Cirugí­a Pediátrica del Hospital Materno Infantil de Canarias.

Así­, respecto a la primera de las propuestas, entre los acuerdos tomados por la corporación sanmiguelera está el instar al Gobierno de Canarias para que legisle acorde a las demandas de la ciudadaní­a, donde se exponga la construcción y puesta en marcha de hospitales, de segundo nivel, de titularidad y gestión pública para estas zonas. En este sentido, Valentí­n González, alcalde del municipio, declaraba que “se ha solicitado la creación de las partidas presupuestarias necesarias para llevar a cabo dichas instalaciones, así­ como un plan de trabajo que estipule el tiempo de ejecución de las infraestructuras hospitalarias de segundo nivel”. Por su parte, Teófilo Bello recordaba que “la dotación de recursos humanos y materiales de los centros hospitalarios deben ser acordes a los ratios establecidos por la Organización Mundial de la Salud”. Igualmente, desde el consistorio se ha solicitado que se declare de urgencia la elaboración de los proyectos y ejecución de las obras para evitar demoras en el tiempo. El ayuntamiento rechaza la privatización de cualquier centro destinado a la prestación de servicios sanitarios en la isla, por lo que transmite, a las administraciones competentes en materia de sanidad, la necesidad de la calidad pública de estos centros.

En lo que respecta a la Unidad de Cardiologí­a y Cirugí­a Pediátrica, y tras el planteamiento de la Consejerí­a de Sanidad el pasado 30 de octubre sobre el cierre de dicha Unidad, el alcalde sanmiguelero reconoce que, en caso de llevarse a cabo, “esto supondrá un retroceso de diez años en nuestra calidad asistencial, exponiendo a la población infantil afectada por esta patologí­a a un grave riesgo”. Es por ello que, de la misma manera, se ha solicitado al Gobierno Canario que adopte las medidas presupuestarias y organizativas necesarias para garantizar la continuidad de este servicio, de forma que garantice el tratamiento integral de cardiopatí­as congénitas también en pacientes mayores de 14 años. En este sentido, Teófilo Bello alegaba que “es preciso que una actuación coordinada de todas las instituciones de Canarias ponga de relieve la necesidad de preservar la ingente labor desarrollada por este Centro de referencia regional”, añadiendo además que “si la continuidad peligrase por motivos económicos, la Comunidad Autónoma bien podrí­a detraer los recursos necesarios de otras partidas presupuestarias, manifiestamente prescindibles en momentos de necesario ajuste como el actual”.

Desde el consistorio se solicita al Gobierno de Canarias que suspenda, anule o revoque la orden firmada por la directora del Servicio Canario de Salud del pasado mes de octubre, por la cual se determina la supresión de este servicio.