San Miguel sigue trabajando por el ahorro energético

El núcleo de El Morro cuenta con nuevo alumbrado público con tecnología LED.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona continúa trabajando en la mejora de la eficiencia energética de su alumbrado público con la implantación de iluminarias con tecnología LED.

Si ya lo había hecho en los núcleos de Las Chafiras, Oroteanda, Punta del Lomo y La Asomada, en esta ocasión ha sido el núcleo de El Morro el que ya cuenta con una nueva instalación que favorece el ahorro energético. Así, los trabajos que se han estado llevando a cabo han consistido en la creación de un nuevo Centro de Mando, la adecuación de los circuitos al Reglamento de Baja Tensión y  la sustitución de las luminarias existentes. Se trata de una obra donde se han instalado 25 nuevas luminarias cuyo importe asciende a 30.220’26 €.

El alcalde del municipio, Arturo González, ha destacado que con estos trabajos “continuamos con el compromiso adquirido con el Pacto Alcaldes con el que nos comprometíamos a reducir la emisión de dióxido de carbono”. Por su parte, Julián Martín, concejal de Servicios Públicos, manifiesta que el principal objetivo de esta obra es “la sustitución de las luminarias antiguas y obsoletas por otras homologadas y de menor potencia nominal, como es el caso de  las luminarias LED”. Además, a todos los puntos de luz del nuevo Centro de Mando de El Morro se le aplicará una reducción de consumo, consiguiendo un importante ahorro energético y económico.

Las iluminarias de las diferentes vías están configuradas según un perfil horario, disminuyendo escalonadamente su flujo luminoso, según las necesidades de iluminación en cada franja horaria. Con ello se producirán paralelamente otros ahorros indirectos no cuantificados, ya que aumenta la vida de las lámparas y equipos o disminuyen las caídas de tensión, entre otros.

Cabe destacar que ya está en proceso de licitación la misma actuación en Polígono Industrial de Las Andoriñas y se seguirá con la misma dinámica en otros núcleos de población.

El Ayuntamiento de San Miguel impulsa la eficiencia energética de su alumbrado público

El consistorio habilita más de 92.800 euros para renovar luminarias y adecuar cuadros eléctricos y acometidas de baja tensión. Los trabajos se desarrollan en Las Chafiras, Oroteanda, Punta del Lomo y La Asomada.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona está mejorando la eficiencia energética de su alumbrado público renovando luminarias con tecnología LED, en determinados puntos del municipio, y adecuando cuadros eléctricos y acometidas de baja tensión.

En este sentido, los trabajos se están llevando a cabo en Las Chafiras, Oroteanda, Punta del Lomo y La Asomada, que se incluyen dentro del proyecto denominado “Reforma de las instalaciones de alumbrado público para el ahorro energético” y para lo cual se cuenta con un presupuesto superior a los 92.800 euros.

“Con estas actuaciones lo que buscamos es  no solo reducir el consumo energético sino también adecuar las instalaciones de los alumbrados públicos exteriores”, comentan el alcalde, Arturo González, y el concejal de Servicios Generales, Julián Martín.

De hecho, en Las Chafiras se actuará en 34 puntos de luz y se producirá un ahorro energético del 73,06%; en Oroteanda, los trabajos se llevarán a cabo en 42 puntos de luz y supondrá un ahorro energético del 69,75%; mientras que el ahorro energético en Punta del Lomo será del 71,49% al sustituirse 76 puntos de luz; en La Asomada se adecuarán los cuadros y las líneas ya que, en una actuación anterior, se sustituyeron los 40 puntos de luz por tecnología LED.

De este modo, expresan que “continuamos cumpliendo con nuestro compromiso de apostar por la eficiencia energética, convirtiéndonos en pioneros al seguir desarrollando un plan que comenzamos en 2016 y que se enmarca en el denominado Pacto de los Alcaldes, con el objetivo de reducir las emisión de dióxido de carbono”.

El plan de Mejora de Eficiencia Energética contempla la instalación de luminarias LED y un punto de recarga para vehículos eléctricos

Para ello, se colocarán paneles fotovoltaicos para aprovechar las energías limpias, los cuales tendrán la capacidad suficiente para generar la electricidad que necesita un sistema de estas características para cargar el vehículo.

La reducción de emisiones contaminantes centra el Proyecto de Eficiencia Energética elaborado por el Ayuntamiento de San Miguel de Abona, actuación que contempla la instalación de 450 luminarias con tecnología LED y también un punto de recarga para vehículos eléctricos.

En este sentido, se distribuirán un total de 450 farolas por el conjunto del municipio, las que estarán equipadas con sus respectivos elementos y soportes de sujeción y que “nos permitirán sustituir aquellas que no cumplan con la normativa actual o se encuentren en mal estado”, ha manifestado el alcalde sanmiguelero, Arturo Eugenio González Hernández.

Con la instalación de estos nuevos sistema de iluminación en las vías públicas del municipio se logra un ahorro energético anual superior a los 255.290 kilovatios (kW)/hora, así como un descenso en la potencia contratada, pasando de 74.225 a 24.750 kW, sin que ello suponga pérdida de claridad en las calles.

Paralelamente, en las naves municipales de Llano del Camello se procederá a la instalación de un punto de recarga de vehículos eléctricos para que hagan uso del mismo todos aquellos conductores que cuenten con un coche con este tipo de tecnología.

Pacto de los Alcaldes

San Miguel de Abona está adscrito al Pacto de los Alcaldes, principal movimiento europeo con participación de los municipios y distintas regiones, por el que se ha adquirido un compromiso voluntario de mejorar la eficiencia energética y utilizar fuentes de energías renovables.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona recibe cuatro subvenciones para aplicación de medidas de ahorro energético por importe de más de 100.000€

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, acaba de recibir la conformidad de que será beneficiario de cuatro subvenciones que permitirán mejorar la eficiencia energética del alumbrado público en tres Campos de Fútbol del municipio, así como la mejora y eficiencia en el Cuadro SM33 de El Guincho. El importe concedido supera los 100.000 €.

La primera subvención asciende a 22.368,48 € y permitirá la sustitución de luminarias LED que proporcionan un mayor rendimiento y menor potencia en el Cuadro SM 33 situado en El Guincho y la aportación municipal  ascenderá a 14.912,32 €.

Las otras 3 subvenciones, que ascienden a 81.638,52 € y en las que el consistorio sanmiguelero aportará un total 54.425,68 €, tendrán como objeto la sustitución de luminarias más antiguas con tecnología de vapor de mercurio VMHM, por luminarias de tecnología MHM más eficientes en los Campos de Fútbol de Guargacho, Las Zocas y El Mocán. Estas actuaciones permitirán la reducción de consumo de energía, incrementando la eficiencia energética de estas instalaciones municipales, limitando el resplandor luminoso y su contaminación lumínica, así como la reducción de emisiones de C02.

Tanto el alcalde sanmiguelero, Arturo González, como el concejal de Medio Ambiente, Lot García, ponen de manifiesto que “la eficiencia en el consumo y el buen uso de la energía es indispensable para lograr el modelo energético hacia el que se dirige nuestro municipio. Con la obtención de estas cuatros subvenciones, así como, los compromisos adquiridos y establecidos en el Pacto de los Alcaldes, optimizaremos el consumo energético en las instalaciones municipales, con el correspondiente descenso en la factura eléctrica municipal. Además, no podemos olvidar que con estas actuaciones conseguimos atraer sectores de las energías renovables y del ahorro y la eficiencia energética a nuestro municipio, que formarán parte de los motores de la economía sanmiguelera”.

Desde el consistorio sanmiguelero se sigue trabajando para cumplir con el compromiso de eficiencia energética y reducción de emisiones que se establece dentro de la iniciativa europea del Pacto de Los Alcaldes y la aprobación de estas subvenciones es una actuación más de las muchas previstas en dicho pacto. Un pacto que el municipio de San Miguel de Abona fue el primero del sur de Tenerife en adherirse.

El ayuntamiento ejecuta varios proyectos de alumbrado público mediante luminarias fotovoltaicas

Las zonas beneficiadas por este proyecto  valorado en 72.000 €  son: La Montañita, Sabina Alta, Caserío de La Hoya y El Frontón.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha sido beneficiario recientemente de varias subvenciones concedidas a través del Programa de Desarrollo Rural de Canarias FEADER, las cuales han sido aprobadas por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación. Se trata pues de subvenciones que se conceden para la mejora de la calidad de vida en zonas rurales, como es el caso de la subvención concedida para los proyectos de alumbrado público mediante luminarias fotovoltaicas en las zonas de La Montañita, Sabina Alta, Caserío de La Hoya y El Frontón, computándose un importe aproximado de 72.000 € para estas cuatro actuaciones.

Valentín González, alcalde sanmiguelero, comenta que “este tipo de subvenciones trata mejorar la calidad de vida de la ciudadanía en las zonas rurales a través de la dotación de servicios básicos para la economía y la población rural”, añadiendo que también se contempla “la renovación y desarrollo de poblaciones rurales y la conservación y mejora del patrimonio rural”.

La concesión de esta subvención llega tras la solicitud realizada por el consistorio al FEADER hace varios meses, la cual fue aprobada en su momento por la Junta de Gobierno Local. Desde el Ayuntamiento de San Miguel de Abona se tiene previsto llevar a cabo la ejecución de estas obras en breve espacio de tiempo.

El Ayuntamiento instala nuevas luminarias en Aldea Blanca y Las Chafiras, que contribuirán en mejorar la Seguridad Vial de la zona

Con la intención de dar respuesta a la demanda vecinal proveniente de distintos núcleos del municipio, la Concejalía de Obras y Servicios del Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha procedido a la colocación de nuevo alumbrado público.

En la intersección de la Calle La Tosca con la Ctra. a Buzanada TF-657, en Aldea Blanca, es una de las zonas donde se han colocado nuevas farolas, cuya ejecución de mejora ha supuesto un coste para el Ayuntamiento de San Miguel de Abona de más de 6.000 €. Por otra parte, en la Avenida Claudio Delgado Díaz, en Las Chafiras, no sólo se ha dotado de nuevas luminarias, sino que se ha procedido al acondicionamiento y mejora de las zonas ajardinadas aledañas y las paradas de guaguas, cuyo gasto ronda los 8.000 €. Todo ello asumido íntegramente con fondos municipales.

El alcalde sanmiguelero, Valentín González, manifiesta que “con estas actuaciones se mejora la seguridad vial de las zonas próximas, en especial paradas de guaguas, acceso de peatones y a las personas conductoras de vehículos que por esas vías circulan, asimismo se ha adecentando las zonas ajardinas próximas”.

Respecto a esta actuación, el Concejal de Urbanismo Obras y Servicios, Arturo González, ha declarado que “se trata de cubrir las necesidades de iluminación que existía en estos barrios, y que se seguirán ejecutando en otras zonas del término municipal que lo necesiten, atendiendo así a las peticiones del conjunto vecinal”.