El área recreativa de Cho Pancho se reabre después de las obras de conservación y mantenimiento

Las tareas consistieron en la sustitución de mesas y bancos, el acondicionamiento de fogones y áreas de juego y baños. Además, se ha favorecido la accesibilidad y el reciclaje, al igual que se ha habilitado una zona para ambulancias.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona procederá mañana sábado a la reapertura  del área recreativa Cho Pancho una vez han concluido los trabajos de conservación y mantenimiento en este espacio de ocio ubicado en el monte del municipio.

Las actuaciones llevadas a cabo consistieron en la reposición de los postes que conforman el cerramiento del parque recreativo, la mejora de los baños, la sustitución de bancos y mesas de madera en mal estado o deteriorados, el acondicionamiento de las zonas de asado y mejora de las fuentes, al igual que la retirada de pinocha en el área de la petanca.

El proyecto desarrollado en este espacio también contempló la sustitución de carteles y arquetas, el acondicionamiento del almacén y se impulsó la accesibilidad de este recinto recreativo, así como que se habilitó un espacio para una ambulancia. También se han colocado  nuevos contenedores para impulsar y fomentar el reciclaje y la separación selectiva.

Complejo preparado para el otoño e invierno

“Las actuaciones llevadas a cabo en el monte de Cho Pancho, que lleva abierto para su uso y disfrute más de 15 años, servirán para que los usuarios puedan contar con un área recreativa con más garantías y con un espacio más acorde con la sostenibilidad y la accesibilidad”, resalta el alcalde, Arturo E. González.

Las obras de conservación y mantenimiento han sido cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) , por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas dentro del Programa de Desarrollo Rural de Canarias (FEADER) 2014-2020 del ejecutivo regional y por fondos propios del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona encarga obras de mejora en el área recreativa de Cho Pancho

La sustitución de mesas y bancos, el acondicionamiento de fogones y áreas de juego y baños, el impulso a la accesibilidad y al reciclaje, así como habilitar una zona para ambulancias, son algunos de los trabajos programados, motivo por el cual se cerrará al público este mes de agosto. El alcalde, Arturo González, destaca que el conjunto de las actuaciones contribuirán a preservar y conservar el patrimonio medioambiental. 

 El Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha encargado una serie de obras de mejora  y acondicionamiento del área recreativa Cho Pancho, trabajos que se desarrollarán este mes de agosto y, motivo por el cual, se cerrará su uso público durante las próximas semanas.

La actuación incluye la reposición de los postes que conforman el cerramiento del parque recreativo, la mejora de los baños, sustitución de bancos y mesas de madera en mal estado o deteriorados, acondicionamiento de las zonas de asado y mejora de las fuentes, así como de los caminos y la zona de juegos, como la retirada de pinocha en el área de la petanca.

Además, se procederá a la sustitución de carteles, arquetas, mejora del almacén, la instalación de nuevos contenedores para impulsar y fomentar el reciclaje y la separación selectiva, al igual que trabajos de accesibilidad y habilitar espacios para una ambulancia.

El conjunto de los trabajos, que están en fase de adjudicación, supondrán una inversión que supera los 60.000 euros.

Espacio más “cómodo, agradable y accesible”

“Con estas actuaciones contaremos con un área recreativa más cómoda, agradable y accesible para disfrutar de este espacio de ocio que tenemos en la parte alta de nuestro pueblo”, ha manifestado el alcalde, Arturo E. González Hernández, quien destaca que el proyecto se incluye en el denominado “Pacto de los Alcaldes, por una energía sostenible local”.

“Las obras planificadas también ayudan a conservar nuestra riqueza patrimonial, una zona singular y de gran valor medioambiental”, resalta el presidente de la Corporación local sanmiguelera.

De este modo, González Hernández comenta que el cierre temporal del parque de Cho Pancho “nos permitirá potenciar nuestra área recreativa y dejarla preparada para la próxima temporada de otoño-invierno”.

Parque Recreativo Cho Pancho

Cho Pancho ofrece un área de esparcimiento de unos 41.982 metros cuadrados totales formada por dos aparcamientos de 60 y 20 vehí­culos respectivamente, un área que cuenta con: fogones y leña para los mismos, mesas, servicios, papeleras, fuentes, etc., zonas adaptadas para discapacitados, zonas de juegos infantiles y área deportiva. Permanece abierto de jueves a domingo y festivos, en horario de verano de 7’00 a 18’00 horas, y de invierno de 7’00 a 17’00 horas.

Cómo llegar

Se encuentra en los altos del municipio de San Miguel de Abona, subiendo por la carretera que une El Frontón con Vilaflor, en el kilómetro 6,3, hay una pista asfaltada a la izquierda, que lleva hasta el monte de Cho Pancho, parque forestal que dista de la calzada general casi 900 metros.

La Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico presenta el nuevo material divulgativo que recupera y pone en valor el Sendero de “El Roque a Monte Cho Pancho”

La interpretación llevada a cabo tiene como base el mundo agrí­cola, sus tradiciones y costumbres y pretende mostrar los aspectos históricos, culturales y naturales más destacados del lugar.

El sendero de “El Roque a Monte Cho , ha sido recientemente recuperado e interpretado. Con un recorrido de 3,4 km., une la zona recreativa de Monte Cho Pancho con el núcleo urbano de El Roque. Su recorrido cuenta con una serie de puntos o hitos de interés seleccionados como tales por su valor patrimonial y por las amplias posibilidades de interpretación que ofrecen. El coste total del proyecto supera los 16.000 euros y ha sido subvencionado por la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural, dentro del Programa de Desarrollo Rural de Canarias FEADER.

El alcalde Valentí­n González y Lot Garcí­a Concejal de Empleo y Desarrollo Económico han destacado, que el principal objetivo es dar a conocer los valores patrimoniales y turí­sticos del lugar de una manera didáctica, que sea comprensible por personas de cualquier edad y conocimientos a través,  de paneles, postes direccionales, mesas interpretativas y con la edición de un trí­ptico explicativos en tres idiomas“, asimismo, añadenque con este proyecto, San Miguel de Abona pone un granito más en su empeño por ser un municipio respetuoso con su pasado y que apuesta firmemente por una polí­tica de conservación y puesta en uso de su patrimonio histórico y natural”.

Estos puntos están acompañados de 5 paneles, 5 postes direccionales  y 3 mesas interpretativas, que contienen información textual acompañada de imágenes y están traducidos a inglés y alemán. El sendero cuenta además, con señalética direccional y con la edición de un trí­ptico explicativo de la ruta.

La interpretación llevada a cabo tiene como base el mundo agrí­cola, sus tradiciones y costumbres y pretende mostrar los aspectos históricos, culturales y naturales más destacados del lugar y dar a conocer las caracterí­sticas sociales más relevantes. Entre las paradas que se proponen hay hornos de fruta, antiguos caserí­os, explicación sobre la formación geológica de esta parte de la isla, la evolución del paisaje agrí­cola del municipio, la importancia de determinados recursos como el monte, la pinocha o los árboles frutales y la flora, y aspectos sociales de las gentes de El Roque. La metodologí­a llevada a cabo se ha basado en una interpretación del sendero amena pero con rigor cientí­fico.

La Concejalía de Cultura y Patrimonio Histórico recupera y pone en valor el Sendero de “El Roque a Monte Cho Pancho”

El coste total del proyecto supera los 16.000 euros y ha sido subvencionado por la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural.

El sendero de “El Roque a Monte Cho , ha sido recientemente recuperado e interpretado. Con un recorrido de 3,4 km., une la zona recreativa de Monte Cho Pancho con el núcleo urbano de El Roque. Su recorrido cuenta con una serie de puntos o hitos de interés seleccionados como tales por su valor patrimonial y por las amplias posibilidades de interpretación que ofrecen. El coste total del proyecto supera los 16.000 euros y ha sido subvencionado por la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural, dentro del Programa de Desarrollo Rural de Canarias FEADER.

El alcalde Valentí­n González y Lot Garcí­a Concejal de Empleo y Desarrollo Económico han destacado,que el principal objetivo es dar a conocer los valores patrimoniales y turí­sticos del lugar de una manera didáctica, que sea comprensible por personas de cualquier edad y conocimientos a través,  de paneles, postes direccionales, mesas interpretativas y con la edición de un trí­ptico explicativos en tres idiomas“, asimismoañadenque con este proyecto, San Miguel de Abona pone un granito más en su empeño por ser un municipio respetuoso con su pasado y que apuesta firmemente por una polí­tica de conservación y puesta en uso de su patrimonio histórico y natural”.

Estos puntos están acompañados de 5 paneles, 5 postes direccionales  y 3 mesas interpretativas, que contienen información textual acompañada de imágenes y están traducidos a inglés y alemán. El sendero cuenta además, con señalética direccional y con la edición de un trí­ptico explicativo de la ruta.

La interpretación llevada a cabo tiene como base el mundo agrí­cola, sus tradiciones y costumbres y pretende mostrar los aspectos históricos, culturales y naturales más destacados del lugar y dar a conocer las caracterí­sticas sociales más relevantes. Entre las paradas que se proponen hay hornos de fruta, antiguos caserí­os, explicación sobre la formación geológica de esta parte de la isla, la evolución del paisaje agrí­cola del municipio, la importancia de determinados recursos como el monte, la pinocha o los árboles frutales y la flora, y aspectos sociales de las gentes de El Roque. La metodologí­a llevada a cabo se ha basado en una interpretación del sendero amena pero con rigor cientí­fico.