San Miguel acoge la presentación de la novela “Los Valles de Bartolomé”, de Wladimiro Pareja

El Museo de Historia Casa del Capitán de San Miguel de Abona acogerá hoy jueves la presentación de la novela “Los Valles de Bartolomé”, de Wladimiro Pareja, a las 20:00 horas. Dicha propuesta, que se enmarca dentro de las Fiestas Patronales, contará con la asistencia del alcalde sanmiguelero, Arturo González, y del concejal de Cultura, Samuel de León, quienes acompañarán al autor de dicha obra.  El acto también contará con la presencia de la hija del autor y profesora titular de la Universidad de La Laguna, Patricia Pareja y por el escritor, periodista y director de ediciones Aguere, Anghel Morales. El libro ha sido premio especial para escritores con discapacidad visual de la XXXI Edición de Premios Tiflos de Literatura 2018.

El Museo Casa de El Capitán y la Cueva de Uchova incorporan la realidad virtual

Ayuntamiento de San Miguel de Abona y Patrimonio Cultural del Gobierno Canario alcanzan un acuerdo para que ambos espacios se equipen con la última tecnología. El alcalde, Arturo González, y el director general de dicha área regional, Miguel Ángel Clavijo, destacan que la iniciativa acercará los valores históricos y etnográficos del municipio de  forma novedosa e innovadora.

El museo Casa de El Capitán y el yacimiento aborigen Cueva de Uchova ofrecerán un nuevo sentido a la historia de San Miguel de Abona con las actuaciones de mejora tecnológica y ampliación de servicios que se contemplan por parte del Ayuntamiento y del área de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias para conseguir que sean espacios “vivos” y mucho más atractivos tanto para el residente como para el visitante.

Con el desarrollo de estos proyectos se cumplirán los compromisos adquiridos por el director general del área, Miguel Ángel Clavijo, en su reciente reunión con el alcalde sanmiguelero, Arturo González. De hecho, ambos coincidieron en señalar la importancia y el trabajo desarrollado durante años en la conservación de los valores patrimoniales de la comarca.

Los trabajos que se desarrollarán en la Casa de El Capitán consistirán en la subdivisión de una de sus salas para la instalación de unos módulos interactivos, así como propiciar un nuevo espacio en el museo en el que se instalará la sala inmersiva y el visionado en 3D de las piezas principales de su colección.  En este sentido, el usuario se sentirá sumergido dentro del mundo virtual que está explorando, al aportar una profundidad y cercanía difícil de igualar.

Por otro lado, la actuación en la Cueva de Uchova, yacimiento olvidado durante décadas y sin poder difundir su historia y el potencial cultural que contiene, plantea de una forma viva, dinámica e innovadora adentrarse en este espacio y observar los restos tal y como los pudieron ver sus descubridores, al recrear el espacio en 360 grados, a través de gafas de realidad virtual.

Acercando la historia

“Las actuaciones que se contemplan en el museo Casa de El Capitán y en Uchova acercarán nuestra historia y los valores patrimoniales, así como etnográficos del municipio de una manera novedosa e innovadora”, manifiesta el alcalde de San Miguel de Abona, Arturo E. González Hernández.

En similares términos se ha pronunciado el director general de Patrimonio Cultural del Gobierno canario, Miguel Ángel Clavijo, quien añade el “carácter pedagógico del proyecto porque buscamos no solo el efectismo, sino también la rigurosidad de la información”.

Así, señala que estas nuevas herramienta servirán como reclamo para el público, fomentando la “difusión del patrimonio cultural”; mientras que el presidente de la Corporación local sanmiguelera expresa que la iniciativa impulsa la identidad de San Miguel de Abona, conservando la historia de nuestro pueblo”.

De este modo, se resalta que “San Miguel de Abona constituye un importante ejemplo de conservación, arquitectura y valor ambiental rural, realizando acciones para la conservación y difusión de su rico y variado patrimonio, siendo un referente en la gestión de estos recursos en el sur de Tenerife”.

La Casa de El Capitán acoge “Fototajinates”

El museo de historia Casa El Capitán acogerá desde el próximo viernes, 6 de julio, la exposición  “Fototajinates”, una muestra fotográfica que recopila una selección de las obras que participaron en el concurso “La Floración del Tajinaste” de las ediciones 2016 y 2017 y convocado por el Ayuntamiento de Vilaflor de Chasna, en colaboración con el Hotel Spa Villalba y Cabildo de Tenerife. Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de San Miguel de Abona materializa su compromiso con la difusión de la cultura canaria y reedita la colaboración con la Corporación local chasnera. La muestra, que se inaugurará a las 11:00 horas del próximo viernes, permanecerá en la Casa de El Capitán hasta finales de verano.

“Memoria de la Carretera Vieja”, exposición en el museo Casa de El Capitán

El museo Casa de El Capitán de San Miguel de Abona acogerá durante el próximo mes de febrero la exposición “Memoria de la Carretera Vieja”, propuesta cultural que se encuadra dentro del proyecto Cauce Sur. La iniciativa, que impulsa el Cabildo de Tenerife y colabora el ayuntamiento, persigue dar a conocer cómo el sistema viario ha organizado históricamente el espacio y también los usos y actividades que en él se desarrollan. Así, en esta exposición se contarán con diferentes fotografías que detallarán la evolución histórica de la carretera general del sur, con imágenes de  antiguos puentes o las casas del caminero, entre otras. Además, se instalarán paneles informativos que darán a conocer las repercusiones socio económicas de la carretera vieja. Para la organización de grupos de visitas, así como para más información, se deberá llamar al 922.700.887.

El Batallón de Abona, la nueva exposición que alberga el Museo Casa de El Capitán

El Museo Histórico Militar de Canarias-Almeida colabora en esta muestra.

La Casa de El Capitán, en el municipio de San Miguel de Abona, inauguraba este viernes la exposición “El Batallón de Abona”, una muestra que recoge la evolución de la uniformidad militar desde las Milicias, pasando por la época de Alfonso XII hasta llegar a la actualidad.

Esta exposición, organizada por la Concejalía de Cultura-Área de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, cuenta con la colaboración del Museo Histórico Militar de Canarias-Almeida y del Centro de Historia y Cultura de Canarias, así como de la Asociación Histórico Cultural Gesta del 25 de julio de 1796,  que han cedido parte del material expuesto, además de parte de la colección particular de Francisco Miguel Donate, y estará abierta al público hasta el próximo 10 de julio. En el acto de inauguración se encontraban presentes el Teniente Coronel y Director del Museo Histórico Militar de Canarias, Enrique Coca, además del alcalde del municipio, Valentín González, quien declaró que “las personas que pasen por la sala podrán disfrutar de una exposición que, en parte, refleja las prioridades prácticas e históricas de la personas que llevaban los uniformes”, añadiendo que “ la muestra nos enseña las diferentes perspectivas que se ha tenido a lo largo de la historia sobre cómo actuar en los enfrentamientos bélicos y acciones de paz”.

Cabe destacar que San Miguel de Abona cuenta en su historia con  casi 60 cargos militares de distinta graduación, desde Miguel Alfonso Martínez, Capitán de las Milicias Provinciales y Nacionales, hasta Antonio Domínguez Alfonso, Coronel de Voluntarios en Filipinas, entre otros. Uniformes, condecoraciones, armamento reglamentario o piezas de cabeza, como cascos y gorras, será el material que estará expuesto de cara a las personas que visiten la sala.

La exposición “El Batallón de Abona”, está incluida dentro de un amplio programa de actos, en el que se desarrollarán charlas y ponencias por medio del profesor de la Universidad de La Laguna, Octavio  Rodríguez y expertos del Museo Histórico Militar de Canarias-Almeida. Además,  el próximo día 8 de junio la Asociación Histórico Cultural Gesta del 25 de julio de 1.796, hará una recreación en el conjunto Histórico de San Miguel de Abona. El horario de visita es de lunes a viernes de 09’00 a 13’00 hrs. y de 16’30 a 19’00 hrs.

El Centro Alfarero de San Miguel de Abona sigue trabajando para difundir la historia de la alfarería en el municipio

El Centro Alfarero de San Miguel de Abona ha estrenado recientemente un nuevo horno para la quema de las diferentes piezas que se elaboran por parte del alumnado que asiste semanalmente a clase. Este Centro Alfarero, que se encuentra ubicado en el Museo de Historia Casa de El Capitán desde hace más de 12 años, ha supuesto la puesta en valor de la alfarería tradicional del municipio y es en el propio Museo donde se cumplen las funciones de conservar, coleccionar, difundir, investigar y educar, a la vez que se ha convertido en el escaparate idóneo de una artesanía que por la evolución de las costumbres y la demanda del mercado, ha sufrido una crisis no sólo en el ámbito económico, sino en también en el cultural y en el social.

Así, han sido muchas las actuaciones que se han llevado a cabo por parte del consistorio para mantener viva esta tradición y para difundirla como parte de la historia de San Miguel de Abona: desde bautizar una de las Salas del Museo con el nombre de Dª María Antonia Afonso, última alfarera del municipio, pasando por la publicación de varios artículos que hacen referencia a esta labor que hoy en día se ha convertido en artesanal. Aunque el mayor trabajo de recuperación data del año 2001, cuando desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de San Miguel de Abona se comienza con los trabajos de catalogación de más de 600 fragmentos de cerámica que han aportado información de fondos, bordes, almagres… de lebrillos, ollas o tarros de ordeño, entre otros.

El resultado de este trabajo fue la publicación en 2008 del Catálogo de Alfarería Tradicional de San Miguel de Abona, en el cual se incluyen 95 piezas de barro con sus respectivos usos. Una labor de equipo en la que ha primado, por encima de todo, la rigurosidad, con el único objetivo de poder ofrecer a todas las personas interesadas en este documento parte de los vestigios de la cultura sanmiguelera. El Ayuntamiento de San Miguel de Abona quiso así rendir homenaje a las mujeres alfareras de uno de los municipios con mayor número de núcleos alfareros de la isla: El Drago (El roque), Garañaña (San Miguel casco), El Frontón y La Hoya. Eran aquellas que, por necesidad, moldeaban el barro hasta dar forma a una jícara o a un bernegal; hoy en día, precursoras de una de las labores artesanales más antiguas de las islas. Y hoy en día siguen siendo ejemplo de una vida de carencias que desde hace años ha retomado el Centro Alfarero de San Miguel de Abona.

Después de todos estos años, el Centro Alfarero de San Miguel de Abona cuenta con un nuevo horno que permitirá que el total desarrollo de las piezas se realice  en el propio Museo, desde la preparación del barro, hasta el levantamiento de las piezas y la cocción final. Así, se cumplen las funciones culturales, sociales y comunitarias para las que ha sido creado este Centro, puesto que el objetivo principal del mismo no es otro que no perder la identidad que caracteriza a este municipio sureño y que fue un medio de vida entre las loceras.

Desde el consistorio se intenta formar así a todas aquellas personas interesadas en trabajar la alfarería tradicional de San Miguel de Abona, gentes que serán las que forman y formarán parte del Centro Alfarero y que nos representarán en las diferentes ferias locales e insulares. Es por ello que puntualmente también se ha facilitado la comercialización de las piezas resultantes de este trabajo, con una calidad y garantía de elaboración artesanal, en el Mercado del Agricultor de San Miguel de Abona; con los mismos barros y las mismas herramientas, siendo quemadas en hornos de leña, como los de antaño, y sabiendo buscar y reconocer los tipos de barros y arenas necesarios para la elaboración de las piezas.

Presentación del libro “Y la Iglesia se topó conmigo” Autobiografí­a de un cura insumiso y rebelde.

El viernes 13 de Julio a las 20:00 horas se presentará en el Museo de Historia Casa de El Capitán el libro “Y la Iglesia se topó conmigoAutobiografí­a de un cura insumiso y rebelde, escrito por José Miguel Izquierdo Jorge.

Es algo más que una autiobiografí­a. Es un canto apasionado a la vida y a la libertad de pensamiento, de credo, sexual… y también un manual de instrucciones que nos enseña, a través de las extraordinarias vivencia del autor, a manejar algunas virtudes de las que todos los mortales somos poseedores, pero que a menudo quedan escondidas en algún rincón de nuestra conciencia porque no sabemos cómo usarlas. El optimismo, la paciencia, la solidaridad, la tolerancia y la capacidad de aprender de los errores son solo algunas de ellas.

Presentación del libro “Y la Iglesia se topó conmigo” Autobiografí­a de un cura insumiso y rebelde.

El viernes 13 de Julio a las 20:00 horas se presentará en el Museo de Historia Casa de El Capitán el libro “Y la Iglesia se topó conmigoAutobiografí­a de un cura insumiso y rebelde, escrito por José Miguel Izquierdo Jorge.

Es algo más que una autiobiografí­a. Es un canto apasionado a la vida y a la libertad de pensamiento, de credo, sexual… y también un manual de instrucciones que nos enseña, a través de las extraordinarias vivencia del autor, a manejar algunas virtudes de las que todos los mortales somos poseedores, pero que a menudo quedan escondidas en algún rincón de nuestra conciencia porque no sabemos cómo usarlas. El optimismo, la paciencia, la solidaridad, la tolerancia y la capacidad de aprender de los errores son solo algunas de ellas.

Exposición “La Venta ¿Me fía una perra de azúcar?”

La sala El Artesano del Museo de Historia Casa de El Capitán abrirá sus puertas el próximo viernes 18 de mayo hasta el viernes 29 de junio con una exposición dedicada a las tiendas de comestibles de los años 50 a 70. Auténticas protagonistas y elemento central de la economí­a del pueblo. Donde se compraba desde el aceite hasta el jabón azul, petroleo para el infiernillo y carburo para encender la luz.
Solí­a haber de todo, desde una escoba hasta tejidos, zapatos y sombreros que no podí­an faltar en la cabeza de los hombres.

Y donde todas las familias podí­an comprar gracias al fiado, hasta que se cobraba el jornal, el cual quedaba casi entero en las manos de la ventera, que apuntaba en una libreta la deuda pendiente.
 
Algunas de estas tiendas tení­an al lado un reservado, una especie de cantina donde los hombres bebí­an, fumaban y jugaban a las cartas entre un insoportable olor a humo de tabaco.