Culminan las obras de ampliación y mejora del Cementerio Municipal

Hace unos meses el Ayuntamiento de San Miguel de Abona iniciaba unas obras en el cementerio municipal que finalmente han propiciado la construcción de 200 nuevos nichos y la mejora de la capilla ya existente, entre otras actuaciones, a la que, además, se le añadía la construcción de sombreado exterior mediante la ejecución de una pérgola. Unas obras que terminaban recientemente quedando listas para prestar el servicio correspondiente.

Así lo comunicaba el alcalde del municipio, Arturo González, quien acudía este jueves, acompañado por el concejal de Servicios Generales, Julián Martín, al acto de bendición de las instalaciones del campo santo por parte del párroco, D. Manuel González.

El edil sanmiguelero destacaba que “se trata de unas obras que se han acometido debido a la antigüedad de estas instalaciones y a la necesidad que había de mejorarlas con la ampliación de un suelo casi agotado”, apuntando que “el aumento de población que ha experimentado San Miguel en los últimos años nos ha obligado a ser previsibles aumentando el perímetro destinado a los nichos”.

 Una obra de gran envergadura que ha tenido un coste de 216.000 € y en la cual se ha incluido igualmente la reparación de algunos forjados en el cementerio antiguo y la ampliación y reacondicionamiento de los aseos para cumplir con los condicionantes normativos en cuanto a accesibilidad.