El resultado de no cumplir con la Ordenanza Municipal Reguladora sobre la Protección y Tenencia de Animales de Compañía

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha hecho balance de las infracciones tramitadas a lo largo del año en relación con la Ordenanza Municipal Reguladora sobre la Protección y Tenencia de Animales de Compañía. Durante el 2019 se han sancionado 8 faltas con animales potencialmente peligrosos y 20 con animales de compañía.

Así, se destaca que dentro de las infracciones más comunes de animales potencialmente peligrosos se encuentran la de no poseer la licencia correspondiente a estas mascotas, cuyas multas oscilan entre 2.404’06 € y los 15.025’30 €; o hallarse en lugares públicos sin bozal o no sujetas con cadena, con multas entre 300’52 € y los 2.404’05 €, pudiendo llevar aparejadas como sanciones accesorias la confiscación o decomiso de los animales, entre otros.

En cuanto a animales de compañía, las infracciones que más se han tramitado son las de posesión de perros no censados o no identificados, además de la no tenencia o la tenencia incompleta de un archivo con fichas clínicas de los animales objeto de vacunación y de tratamiento obligatorio. Por otra parte, causar molestias al vecindario tales como ladridos y ensuciar la vía pública por excrementos como consecuencia de la tenencia de animales son infracciones que, aunque en menor medida, también se han llevado a cabo, ambas sancionadas con multas que pueden llegar hasta los 750 € y los 300 €, respectivamente.

Cabe recordar a los vecinos y vecinas que la posesión de animales domésticos, ya sean potencialmente peligrosos o no, obliga a la adopción de medidas y precauciones necesarias para el correcto bienestar social y animal,  así como que la responsabilidad de los actos recae sobre quien esté al cuidado del animal cuando se produzca el hecho, independientemente de que sea su propietario o no.

Desde el Ayuntamiento de San Miguel de Abona se señala que la realidad de la tenencia irresponsable de animales de compañía, afortunadamente, no afecta a la mayoría de los propietarios de animales domésticos, pero si hay muchos otros que actúan con incivismo y hay que concienciar, corregir y sancionar esas conductas que causan daño a la imagen de nuestro municipio.

Aprobación inicial de la Ordenanza que regula los Vertidos de Aguas Residuales

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona procedía recientemente en sesión plenaria a la aprobación inicial de la Ordenanza de Vertidos de Aguas Residuales del municipio, una ordenanza que, según el alcalde, Valentín González, “pretende regular el uso adecuado la infraestructura de saneamiento, así como las condiciones a las que deben adecuarse los vertidos de aguas residuales procedentes de las instalaciones domésticas e industriales en San Miguel de Abona”, añadiendo que “el fin de esta ordenanza es proteger las instalaciones, los recursos hidráulicos y por tanto el medio ambiente y la salud de las personas”. Se trata pues de, evitar problemas de alteraciones a la función del sistema de saneamiento por afección de las capacidades de evacuación, impedimentos y dificultades a los trabajos de mantenimiento ordinario por creación de condiciones de peligrosidad o toxicidad.

Así, esta ordenanza tendría como objeto regular la utilización de la red pública de saneamiento municipal y las instalaciones complementarias, determinando las prescripciones a que deben someterse quienes hagan uso de ella. Asimismo, el edil añade que “se contempla además las normas de utilización y regulación de los vertidos, afecciones y reposiciones, normas de vertido, autorizaciones de vertidos no domésticos, tratamiento, inspección de las instalaciones y análisis de muestras, inspección y vigilancia, así como procedimientos de suspensión de vertidos, sistemas de emergencia e infracciones y sanciones, puesto que la ordenanza recoge la clasificación de los vertidos en aguas residuales domésticas y no domésticas, así como vertidos prohibidos y permitidos”.

Desde el consistorio se informa que la tasa de saneamiento se realizará en función del consumo de agua potable medido en el correspondiente contador. En aquellos casos en los que las viviendas, locales comerciales y edificios industriales utilicen agua de procedencia distinta a la suministrada por la red de abastecimiento municipal, y viertan sus aguas residuales a la red de saneamiento del Ayuntamiento, se procederá a aplicar la tasa correspondiente de acuerdo con el consumo de dicha instalación. Esta Ordenanza se encuentra publicada en el BOP y Tablón de Anuncios del Ayuntamiento a efectos de presentación de reclamaciones o sugerencias.

El Pleno sanmiguelero aprueba la modificación de la Ordenanza que permitirá la exención del pago de este impuesto a aquellas personas que han tenido que vender su vivienda habitual con ocasión de la dación en pago

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, en Sesión Plenaria, adapta su Ordenanza Municipal del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (PLUSVALIA), conforme al Real Decreto Ley 8/2014, de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, que modifica el texto refundido de las Haciendas Locales relativa a la exención del pago del citado impuesto con efectos desde el 01 de enero de 2014 , así como para los hechos imponibles anteriores a dicha fecha no prescritos, sobre aquellas transmisiones de la vivienda con ocasión de la dación en pago de la vivienda habitual del deudor hipotecario o garante del mismo, para la cancelación de deudas garantizadas con hipoteca que recaiga sobre la misma, contraídas con entidades de crédito y se cumpla con los requisitos exigidos.

El alcalde sanmiguelero, Valentín González, y el concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, manifiestan que “no se puede entender que una persona que pierde su vivienda habitual y sin otro tipo de recursos, por una dación en pago o como consecuencia de una ejecución hipotecaria, este obligado a que sufragar el pago de este impuesto”. Asimismo, hacen alusión a que “nos encontramos frente a una figura tributaria cuyos sujetos pasivos, exenciones y supuesto de no sujeción han sufrido diversas variaciones en los últimos ejercicios, por lo que se ha propuesto adaptar la ordenanza a lo expuesto en  la normativa reguladora de haciendas locales”.

Esta medida adoptada por el Gobierno Central es de lógica razonable, y complementa la modificación de la citada ordenanza realizada en enero de éste año, sobre medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, en donde trasladaba al sujeto pasivo de este impuesto al adquiriente del inmueble.

Queda abierta la convocatoria para la obtención del permiso municipal de conducir

Se trata de una prueba de aptitud regulada en la Ordenanza del Servicio de Auto-Taxis, aprobada en la última sesión del pleno sanmiguelero.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona aprobó la Ordenanza del Servicio de Auto-Taxis por la que se regula el transporte en taxi, adaptada a la normativa autonómica de aplicación, según el Decreto 74/2012, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento del Servicio de Taxi.

El alcalde, Valentín González, y la Concejala de Transportes, Candelaria Flores, manifiestan que “la condición de para acceder al permiso municipal para conducir auto-taxis se debe superar como mínimo dos pruebas de aptitud al año en las que se incluirá, entre otras, el conocimiento del patrimonio y lugares de interés turístico del municipio, así como del propio reglamento o pruebas de inglés, esta última de carácter voluntario”.

Es por ello que, tras la publicación de esta convocatoria en el BOP el pasado 28 de marzo, aquellas personas que estén interesadas en participar en la misma deben presentar su solicitud antes del 13 de abril. El texto íntegro de las bases, así como el anexo con el temario podrán ser examinados en el área de Transportes hasta la finalización del plazo de presentación de solicitudes. Asimismo, la convocatoria y las bases reguladoras del procedimiento están expuestas en el tablón de anuncios de la Corporación así como en la sede electrónica del Ayuntamiento,  https://sede.sanmigueldeabona.es.

Entra en Vigor la nueva Ordenanza del Servicio de Auto-Taxis, que regulará las condiciones generales de prestación del servicio

Desde el área municipal de transporte se ha iniciado una campaña de información sobre el procedimiento y modelo para la tramitación de la nueva normativa.

La Ordenanza del Servicio de Auto-Taxis, cuya propuesta fue presentada por la Concejala de  Transportes, Candelaria Flores, y que regulará el transporte en taxi, la cual ha sido adaptada a sus vez al Reglamento de Desarrollo de la Ley 13/2007, de 17 de mayo, de Ordenación del Transporte por Carretera de Canarias, así como al Reglamento del Servicio del Taxi.

El alcalde del municipio, Valentín González, declaraba que “se regularán las condiciones generales de prestación del servicio, existiendo la posibilidad de que el mismo puede ser prestado personalmente por los titulares de la licencia o mediante la contratación como máximo de dos conductores o conductoras asalariados, no permitiéndose contratos de trabajo por períodos inferiores a veinte horas semanales”. Asimismo, añade que “desde el área municipal de transporte se ha procedido a la adaptación de los procedimientos administrativos conforme a dicha normativa, estando disponibles los diferentes modelos para la tramitación tanto en las oficinas del SAC como en las sede electrónica del ayuntamiento”. En este sentido se han mantenido las reuniones pertinentes con la Asociación de Auto-Taxis de San Miguel de Abona, quienes han procedido a llevar a cabo los respectivos cambios en el servicio.

Por su parte, Candelaria Flores, apuntaba que “como novedad en este nuevo reglamento destaca que entre las características del vehículo habrá una cantidad mínima de cinco plazas  y una máxima de nueve plazas”, añadiendo además que “para acceder al permiso municipal para conducir auto-taxis se debe pasar como mínimo dos pruebas de aptitud al año en las que se incluirá, entre otras, el conocimiento del patrimonio y lugares de interés turístico del municipio, así como del propio reglamento o pruebas de inglés, esta última de carácter voluntario”.

Entre los aspectos que se regulan destaca las condiciones de estacionamiento, de los turnos en las paradas y de la circulación; los turnos, días y descansos; las condiciones exigibles en cuanto a seguridad del vehículo; la indumentaria y equipamiento del vehículo, las condiciones específicas sobre publicidad exterior e interior del vehículo, la información de transportes y tarifas; o la calidad y adaptación a la demanda de las personas usuarias; en este último caso se especifica que un 5% de las licencias deben corresponder a vehículos adaptados para personas con discapacidad. Se resalta además que la regulación de las tarifas en las vías urbanas estará fijada por el Ayuntamiento y, en el caso de las interurbanas, por el Gobierno de Canarias.

Cabe destacar igualmente que los vehículos tendrán que pasar por una revisión anual en relación a las condiciones de seguridad, conservación y documentación. Desde el consistorio se especifica que esta revisión municipal  se llevará a cabo por parte de la Policía Local, dentro de las competencias que le son propias, incluyéndose en el Reglamento un régimen de clasificación de sanciones. Igualmente, se establece las condiciones de vigencia, suspensión, transmisión, rescate y extinción de las licencias municipales, además de prever, como medida de agilización administrativa, la posibilidad de tramitar conjuntamente la expedición de la licencia municipal y de la autorización insular.

Finalmente, esta ordenanza recoge la creación de la Mesa del Taxi, como órgano especializado en el que participarán los responsables de la política de transportes y los sectores empresariales, sindicales y sociales más representativos del ámbito del taxi, y cuya intervención será preceptiva en determinados procedimientos administrativos, como es el caso de la modificación o reducción del número de licencias de taxi.

El pleno sanmiguelero modifica sus ordenanzas fiscales para facilitar a la ciudadanía el pago de sus impuestos y aprueba el Marco Presupuestario a medio plazo 2013-2014

El pleno del Ayuntamiento de San Miguel de Abona aprobaba en su última sesión ordinaria el Marco Presupuestario a medio plazo para el ejercicio 2013-2014 y mediante el cual se pretende cumplir las pautas que se marcan desde el Gobierno Estatal. Así, el alcalde del municipio, Valentín González, declaraba que “las proyecciones de las principales partidas de ingresos y gastos están basadas en políticas no sujetas a modificaciones y para ello se confirma el trabajo responsable y riguroso desde la hacienda local, garantizando así una estabilidad presupuestaria y financiera”. Añade además, que las cuentas que se han presentado son “reales, prudentes y marcadas por la situación actual, pretendiendo mantener las partidas en aquellas áreas prioritarias como servicios sociales o educación”.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, manifestaba que “con este Marco Presupuestario podemos garantizar una programación presupuestaria coherente con los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública durante los próximos tres años”. Desde el consistorio se informa que las cuentas rondarán entre los 14 ó 15 millones de euros, teniendo en cuenta que por ley no se puede crecer más del 1’5 para el 2014, 1’7 para el 2015 y 1’9 para el 2016.

Por otro lado, y dentro de esa misma sesión plenaria, se aprobaba la modificación de la Ordenanza Fiscal General de Gestión y Recaudación, con el objetivo de facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias en el IBI y en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, estableciendo un sistema especial de pago fraccionado de las cuotas, sin intereses, que permitirá que las personas contribuyentes se acojan al mismo en período voluntario. El concejal de hacienda señalaba que “la situación actual nos obliga a buscar fórmulas que den solución a las solicitudes de la ciudadanía, dándole mayores facilidades en el pago de sus contribuciones, pudiendo fraccionar los pagos en plazos de dos, cuatro, siete y diez meses”.

Finalmente, y dentro de los diferentes puntos a tratar, se destaca la modificación de la Ordenanza Fiscal del Impuesto sobre el valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía), en relación a las medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios si recursos. En este sentido, Antonio Manuel Rodríguez, asegura que “con esta modificación adaptamos a nuestra ordenanza este Decreto Ley de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos  así damos posibilidad a vecinos y vecinas que han perdido sus viviendas de eximir el pago del citado tributo, siendo su sustituto la entidad financiera que adquiera el inmueble”.

Una nueva Ordenanza del Servicio de Auto-Taxis, regulará las condiciones generales de prestación del servicio

El pleno sanmiguelero aprobó inicialmente la Ordenanza del Servicio de Auto-Taxis, cuya propuesta fue presentada por la Concejala de Transportes, Candelaria Flores, y que regulará el transporte en taxi, la cual ha sido adaptada a sus vez al Reglamento de Desarrollo de la Ley 13/2007, de 17 de mayo, de Ordenación del Transporte por Carretera de Canarias, así como al Reglamento del Servicio del Taxi.

El alcalde del municipio, Valentín González, declaraba que “se regularán las condiciones generales de prestación del servicio, existiendo la posibilidad de que el mismo puede ser prestado personalmente por los titulares de la licencia o mediante la contratación como máximo de dos conductores o conductoras asalariados, no permitiéndose contratos de trabajo por períodos inferiores a veinte horas semanales”.

Entre los aspectos que se regulan destaca las condiciones de estacionamiento, de los turnos en las paradas y de la circulación; los turnos, días y descansos; las condiciones exigibles en cuanto a seguridad del vehículo; la indumentaria y equipamiento del vehículo, las condiciones específicas sobre publicidad exterior e interior del vehículo, la información de transportes y tarifas; o la calidad y adaptación a la demanda de las personas usuarias; en este último caso se especifica que un 5% de las licencias deben corresponder a vehículos adaptados para personas con discapacidad. Se resalta además que la regulación de las tarifas en las vías urbanas estará fijada por el Ayuntamiento y, en el caso de las interurbanas, por el Gobierno de Canarias.

Por su parte, Candelaria Flores, apuntaba que “como novedad en este nuevo reglamento destaca que entre las características del vehículo habrá una cantidad mínima de cinco plazas  y una máxima de nueve plazas”, añadiendo además que “para acceder al permiso municipal para conducir auto-taxis se debe pasar como mínimo dos pruebas de aptitud al año en las que se incluirá, entre otras, el conocimiento del patrimonio y lugares de interés turístico del municipio, así como del propio reglamento o pruebas de inglés, esta última de carácter voluntario”.

Cabe destacar igualmente que los vehículos tendrán que pasar por una revisión anual en relación a las condiciones de seguridad, conservación y documentación. Desde el consistorio se especifica que esta revisión municipal  se llevará a cabo por parte de la Policía Local, dentro de las competencias que le son propias, incluyéndose en el Reglamento un régimen de clasificación de sanciones. Igualmente, se establece las condiciones de vigencia, suspensión, transmisión, rescate y extinción de las licencias municipales, además de prever, como medida de agilización administrativa, la posibilidad de tramitar conjuntamente la expedición de la licencia municipal y de la autorización insular.

Finalmente, esta ordenanza recoge la creación de la Mesa del Taxi, como órgano especializado en el que participarán los responsables de la política de transportes y los sectores empresariales, sindicales y sociales más representativos del ámbito del taxi, y cuya intervención será preceptiva en determinados procedimientos administrativos, como es el caso de la modificación o reducción del número de licencias de taxi.

Se modifica la Ordenanza Municipal que regula la venta de vehículos en espacios públicos

Se pretende regular el desarrollo de esta actividad controlando a aquellas personas que operan apoyándose en cierto vacío legal a la hora de desarrollar dicho negocio.

Recientemente se aprobaba en el consistorio sanmiguelero la modificación de la Ordenanza Municipal de Policía y Buen Gobierno para incluir una sección relativa al tráfico dedicado a la exposición y venta de vehículos en espacios públicos. Cabe destacar que en los últimos años ha proliferado, en diferentes municipios de la isla, la venta de vehículos en espacios públicos o privados situados fundamentalmente cercanos a las vías altamente transitadas (solares, estaciones de servicio, aparcamientos…), así como la venta en vías y calles públicas.

En este sentido, el alcalde del municipio, Valentín González, declaraba que “tal actividad se está desarrollando fundamentalmente por personas, que desarrollan su negocio en lugares no autorizados, utilizando el espacio público con el ánimo de generar beneficios económicos en desventaja para el colectivo empresarial que se dedica a esta actividad”. Es por tal motivo que desde el ayuntamiento de San Miguel de Abona ha creído necesario regular el desarrollo de esta actividad de manera que las autoridades locales puedan realizar un control respecto a aquellas personas que operan apoyándose en cierto vacío legal a la hora de desarrollar dicho negocio. González añadía que así “se pretende así, acabar con la situación de ilegalidad de venta de vehículos en la vía pública, no permitiendo la venta de los mismos fuera del establecimiento comercial permanente, salvo supuestos excepcionales, y siempre con previa autorización municipal”.

Dicha autorización debe ser expuesta en lugar visible en el propio vehículo e igualmente se informa que en caso de no cumplir debidamente con las exigencias de esta Ordenanza Municipal, la persona infractora podrá llegar a abonar sanciones desde 750 € hasta 1.500 €, dependiendo de la gravedad de la infracción.

La venta de vehículos constituye actualmente, por su valor económico y por su impacto social, una de las actividades comerciales más importantes de nuestro tiempo. Las exigencias legales respecto al desarrollo de la actividad de venta junto a las exigencias derivadas respecto a la protección de los derechos de las personas consumidoras y la seguridad implican, para las empresas que operan en este sector comercial, un alto grado de exigencia para el desarrollo de su actividad.

La venta ambulante en San Miguel de Abona se regirá por una nueva Ordenanza Reguladora

Con ello se pretende regular el procedimiento y las condiciones para llevar a cabo esta modalidad de venta.

La última sesión plenaria celebrada en el consistorio sanmiguelero era el lugar en el que se llevaba a cabo la aprobación inicial de la Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante en este municipio. La propuesta llega tras entender que la venta fuera del establecimiento comercial constituye una modalidad de venta arraigada en la cultura popular, la cual ha adquirido en la actualidad una apreciable dimensión.

Valentín González, alcalde de San Miguel de Abona, declaraba que “la importancia que ha adquirido la venta ambulante en el sector de la distribución minorista exige la adopción de medidas tendentes a garantizar la realización de esta actividad en el marco de los principios que inspiran la regulación de la actividad comercial”, añadiendo además que “tiene que prevalecer el respeto y garantía de los derechos de las personas consumidoras, así como la racionalización de la oferta en función de la capacidad de consumo de la población y una ordenación de los usos de la vía pública”. Con este propósito se ha procedido a la elaboración de esta Ordenanza, que tiene por objetivo regular el procedimiento y condiciones para el ejercicio de la venta ambulante o no sedentaria en el término municipal.

Así, cabe destacar que, partiendo de que el número de autorizaciones disponibles es limitado debido a la escasez de suelo público habilitado a tal efecto, la duración de las mismas no podrá ser por tiempo indefinido y el procedimiento de selección entre las personas candidatas habrá de garantizar la imparcialidad y la publicidad adecuada del inicio, desarrollo y fin de procedimiento.

Se pretende así, establecer un régimen jurídico de la venta ambulante basado en las modalidades de esta venta, el procedimiento de concesión de la autorización, las condiciones para el ejercicio de la actividad fuera del establecimiento comercial, derechos y deberes de las personas prestadoras de la actividad y el régimen de inspección, control y régimen sancionador aplicable: las infracciones leves serán sancionadas con multa de 100 € a 750 €, las infracciones graves de 750 € a 1.500 € y las infracciones muy graves de 1.500 €  a 3.000 €.