Más 88.000 € en ayudas para paliar la situación social derivada de la pandemia

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de la concejalía de Servicios Sociales, recibió por parte del Cabildo Insular de Tenerife 88.842,90€ para paliar las situaciones de vulnerabilidad social derivadas de la  COVID-19. Una subvención dirigida a las personas que presentaran mayor vulnerabilidad con motivo de la crisis económica y social ocasionada por la pandemia, concediéndose en este caso para alimentos, alquiler, medicación y otros suministros básicos e imprescindibles.

Esta aportación complementa la partida económica con la que cuenta el consistorio sanmiguelero para ayudas de emergencia social, y que incrementó para el año en curso en casi un 50%, siendo conscientes del cambio en la realidad sanitaria, social y económica.

“Combatir la soledad”, proyecto orientado a las personas usuarias del SAD en época de pandemia

Los efectos de la soledad en las personas mayores pueden ser múltiples, sobre todo si la soledad es sobrevenida e inesperada a causa de un hecho tan marcado como el de la pandemia que ha azotado al mundo. Por ello, la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, entendiendo que la situación de emergencia sanitaria ha intensificado las condiciones de aislamiento en este colectivo, ha organizado el proyecto “Combatir la soledad”, el cual consistirá en la puesta en marcha de diferentes sesiones en las que se trabajarán áreas como la competencia digital, terapia de bienestar físico o terapia de bienestar mental.

Así lo hacía saber Nuria Marrero, concejala del área responsable, quien explicaba que el proyecto está dirigido a “usuarios y usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio que se encuentren en un estado de soledad habitual o que se han visto obligadas a vivir solas durante la pandemia”. Marrero destacaba cómo la reducción de las salidas a la calle por carecer de compañía “ha podido favorecer el sentimiento de soledad de forma crónica”. Por tal motivo se ha comenzado a trabajar en este proyecto, el cual tiene como objetivos principales el romper ese aislamiento y situación de soledad no deseada; favorecer la autonomía de las personas detectadas a través del SAD y otros casos de aislamiento que se presenten, según sus limitaciones físicas e intelectuales; mantener y estimular capacidades funcionales; mejorar la autoconfianza y autoestima; o promover una mejor calidad de vida, tanto para las personas usuarias de este servicio como para los familiares y cuidadores, entre otros.

Proyecto de apoyo terapéutico para familias cuyo entorno social se ha visto afectado por la covid

Debido a la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 son muchas las personas que están sufriendo los efectos negativos que esta pandemia ha provocado en diferentes ámbitos de familiares y el entorno más cercano. Por ello, la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de San Miguel de Abona comenzará en breve un proyecto de apoyo terapéutico para aquellas personas que necesiten aprender o desarrollar estrategias para afrontar la situación actual que nos ha dejado la covid, como es el caso de desempleo, enfermedades, hospitalizaciones, fallecimiento, situación económica precaria, mayor tiempo de convivencia en el domicilio, dificultades de socialización, etc.

Nuria Marrero, concejala del área responsable, explica que “con este apoyo terapéutico se promueve una mejor calidad de vida y mayores posibilidades de sobrellevar y recuperarse de esta situación”. Un proyecto que estará enfocado “a las familias que actualmente están siendo atendidas por las trabajadoras sociales del consistorio, que serán quienes hagan una selección previa en función de la necesidad, para, posteriormente, derivarlas a los dos centros adscritos al proyecto”, señalaba Marrero. Las intervenciones se realizarán de forma individual o grupal, dependiendo siempre de cada situación particular, y se trabajará en pro de la consecución de los objetivos planteados tanto por la familia como por la persona que se deriva, si fuese el caso.

Durante el desarrollo del proyecto se realizarán reuniones de coordinación entre el servicio que realiza el apoyo terapéutico y los Servicios Sociales del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, con el propósito de ajustar las medidas adoptadas, así como valorar la evolución del proyecto y de los casos atendidos.

Tenerife CUIDA, programa para combatir la brecha digital en personas mayores a raíz de la pandemia

Hace varias semanas que un grupo de personas mayores de 65 años de San Miguel de Abona se están beneficiando del programa Tenerife CUIDA, el cual está siendo ejecutado por Cruz Roja en todos los municipios de la isla y que nace a raíz del aislamiento social sufrido por este colectivo durante el confinamiento. Un programa que tiene por objetivo principal combatir la brecha digital entre las personas mayores. De esta manera, se estaría fortaleciendo su estado físico y psicológico además de situarlas en una posición de conectividad óptima para favorecer su comunicación con el exterior o reducir el aislamiento y soledad.

Por ello, el proyecto está destinado a personas que vivan solas o matrimonios que viven solos, que tengan capacidad de comprensión o aquellas otras que no dispongan de dispositivos como Tablet o Smartphone, entre otros requisitos, y siendo conscientes de que se está hablando de un grupo de riesgo que ha debido confinarse con una mayor severidad respecto al resto de la población, añadiéndose la situación de soledad, problemas de movilidad, enfermedades crónicas, etc.

El proyecto, que comenzaba a principios de marzo, tiene previsto finalizar en el mes de junio y entre sus tareas destaca la formación en el uso del móvil y Tablet, actividades de estimulación cognitiva y actividades físico-deportivas-salud. Unas dinámicas en grupos reducidos que se dan cita dos días a la semana.

Declaración institucional para considerar el deporte como actividad esencial tras la crisis sanitaria

El pleno del Ayuntamiento de San Miguel de Abona aprobaba por unanimidad el pasado jueves una moción en favor de considerar la actividad física como actividad esencial tras la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 y apoyo a los centros deportivos. Una moción que apoya el manifiesto del Consejo General de la Educación Física (COLEF) en el que se expone la preocupación de más de 16.000 profesionales ante las medidas que se han tomado en relación con la limitación de la prestación de servicios de educación física, actividad física y deportes durante el desarrollo de la pandemia por COVID-19.

El alcalde, Arturo González, manifiesta que con esta declaración institucional por parte de todos los partidos políticos que conforman la Corporación Local “se pretende que la actividad física y el deporte sean reconocidos como una herramienta de salud y educación fundamental para la sociedad, más aún en el momento actual que estamos viviendo con la pandemia, con la cual no solo se han visto afectadas las personas que practican deporte sino aquellas empresas y autónomos que viven de él”. Una herramienta que merecer ser considerada como un derecho de la ciudadanía, garantizando su acceso efectivo sin barreras sociales, culturales, políticas, religiosas, de género o de cualquier otra índole y garantizando, además, que las personas que requieran especial atención, por razón de edad, capacidad física o psíquica y otras patologías, sigan recibiendo los servicios de ejercicio físico prestados por personal con cualificación en actividad física y deporte.

Igualmente, con esta declaración se pretende que los que los gimnasios, centros deportivos y de entrenamiento, instalaciones y empresas deportivas, sean considerado entornos seguros ante la covid-19 porque han adoptado medidas y protocolos de actuación, validados por las administraciones públicas; que la práctica de la actividad física y el deporte sea considerada a todos los efectos como una actividad esencial y no como una actividad de ocio; que se implementen diferentes medidas de alivio fiscal a los contribuyentes en la actividad de los gimnasios y otras actividades deportivas afectadas por el bloqueo de su ejercicio en la isla de Tenerife ante la covid; que se expidan certificados para la práctica físico-deportiva supervisada por personal con cualificación en ejercicio físico y deporte, acreditando así el desplazamiento de las personas que practiquen actividad física y deporte; o que  se pongan en marcha campañas de información institucional en la que se promuevan los hábitos saludables, el ejercicio físico y el deporte, dirigida a la sociedad en general y, en especial, a la población infantil, población con enfermedades crónicas o afectados por el sedentarismo, entre otras.