Recuerda: las personas con alteraciones conductuales tienen autorización especial para transitar por la vía pública

Desde que el pasado 14 de marzo se decretara el estado de alarma han sido muchas las modificaciones que se han realizado a posteriori, entre las cuales se encuentra la que afecta de manera positiva a determinados sectores de la población que, por su situación personal, necesitan salir de casa.

Se trata de aquellas personas, menores o adultos, cuya salud mental puede verse gravemente alterada por el confinamiento y que, a día de hoy, y que con el fin de protegerles, pueden transitar por la vía pública. Por ello, tras la actualización el 20 de marzo del Real Decreto 463/2020, se ha habilitado a circular por las vías de uso público “a las personas con discapacidad, que tengan alteraciones conductuales, como por ejemplo personas con diagnóstico de espectro autista y conductas disruptivas, junto a un acompañante, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para evitar el contagio”.

Por ello, desde el Ayuntamiento de San Miguel de Abona se quiere recordar que estas personas y sus acompañantes tienen garantizado su derecho a salir a la calle, acatando siempre las medidas de seguridad establecidas y debiendo identificarse ante la autoridad competente mediante la acreditación correspondiente.

Los alumnos-trabajadores de Atención Sociosanitaria realizarán sus prácticas con mayores y personas con discapacidad

El Centro de Estancias Diurnas para Mayores La Alborada del Padre Damián, el Centro de Rehabilitación Psicosocial Amisur y el Hogar San Miguel de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca acogerán las prácticas. Lot García, concejal de Empleo, destaca la importancia que los alumnos-trabajadores adquieran experiencia para facilitar el acceso al mercado laboral.

Los 15 alumnos-trabajadores del Programa de Formación en Alternancia con el Empleo (PFAE) del municipio de San Miguel de Abona que participan en el curso de Atención Sociosanitaria en Centros desarrollarán sus prácticas profesionales con colectivos de mayores y de diversidad funcional del pueblo sureño.

El Ayuntamiento sanmiguelero, a través de la Concejalía de Empleo, está formalizando los correspondientes convenios y ya se ha firmado con el Centro de Rehabilitación Psicosocial de Amisur en Aldea Blanca y con el Hogar San Miguel, que gestionan en Las Chafiras los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca.

Los integrantes en este PFAE complementarán sus prácticas en el Centro de Estancias Diurnas La Alborada del Padre Damián, espacio de mayores de titularidad municipal.

“Es muy importante que en la iniciativa que estamos desarrollando se hayan implicado colectivos privados, lo que nos permitirá que los alumnos-trabajadores puedan mejorar su preparación para una vez finalice el PFAE tengan más oportunidades para integrarse en el mercado laboral. Pero a la vez los centros participantes, tanto los privados como los públicos, contarán con más personal para atender a los usuarios”, destaca el concejal de Empleo, Lot García.

Formación teórica

El edil del grupo de gobierno resalta que “en la actualidad los alumnos-trabajadores se encuentran recibiendo la formación teórica, es decir, los conceptos y criterios básicos para que puedan llevar a cabo sus tareas de la manera más eficiente posible una vez comiencen con las prácticas, que si no ocurre nada empezarán a lo largo de este mes”.

García también destaca la “transversalidad” que tiene este proyecto con otras áreas del ayuntamiento, como con Servicios Sociales, a cargo de Nuria Marrero. “El trabajo coordinado entre concejalías es muy importante para lograr que las propuestas cuenten no solo con el respaldo necesario, sino también para conseguir los objetivos propuestos”, añade el titular de Empleo.

El PFAE “San Miguel de Abona: Atención Sociosanitaria en Centros”, que cuenta con una subvención de 240.000 euros del Servicio Canario de Empleo (SCE) y del propio Ayuntamiento, comenzó a principios de este año y se prolongará durante 11 meses.

El Ayuntamiento de San Miguel inicia una campaña para fomentar la inclusión de personas con diversidad funcional

La iniciativa, se desarrolla en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) San Miguel y en el centro de Amisur. Charlas y talleres visualizarán las dificultades cotidianas que tienen que superar los vecinos que presentan algún tipo de discapacidad. Las propuestas, que se impulsan desde la Concejalía de Servicios Sociales, se prolongarán hasta el próximo mes de marzo.

Bajo el eslogan “San Miguel por la inclusión” se ha iniciado una campaña municipal con la cual el Ayuntamiento sureño quiere fomentar actitudes cívicas y responsables para con aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad.

La iniciativa, que se desarrollará hasta el próximo mes de marzo y que se impulsa desde la  Concejalía de Servicios Sociales, cuenta con la colaboración de distintas entidades y llegará a más de 300 personas. La intención, es concienciar de algunas conductas incívicas que perjudican a las personas que presentan alguna discapacidad, como el uso inadecuado de los aparcamientos reservados para personas con movilidad reducida.

Compromisos y medidas

Una de las primeras acciones de dicha iniciativa municipal son las charlas que ya se imparten al alumnado del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) San Miguel, las cuales llevan el título “Inclusión sin límites” e impartidas por Eloy Manuel Delgado González, vecino del municipio que ha querido sumarse a esta propuesta aportando su trayectoria, visión y experiencia como persona con diversidad funcional.

Delgado González, que repetirá su charla a finales de este mes a los alumnos de 3º de la ESO, destacó durante su intervención que el aparcamiento reservado para personas con movilidad reducida en el citado Instituto cumple las condiciones básicas de accesibilidad, por lo que animó a la dirección del centro a continuar y profundizar en cuantas medidas sean necesarias para favorecer la integración.

En este sentido, desde el IES se señala que trasladará a la Consejería de Educación del Gobierno canario aquellas medidas para que el centro mejore su accesibilidad, como la señalización de rampas de acceso y la puesta en funcionamiento de los ascensores, entre otras.

Otra de las acciones que se contemplan en esta campaña municipal es la programada en la Asociación de Minusválidos del Sur (Amisur) a cargo de la Asociación de Usuarios de Perros Guía de Tenerife (Aupcan) con una charla-taller sobre la inclusión de las personas con discapacidad visual en su entorno, el 17 de marzo.

En el transcurso de dicha  actividad el alumnado del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Aldea Blanca y los de Amisur conocerán cómo se educa a un perro guía y quién lo educa, la función del perro guía en la discapacidad, legislación vigente, perfil del usuario de un perro guía y el trabajo que realiza el  voluntariado de Aupcan en el Sur de Tenerife.

La jornada finalizará con una exhibición de Aupcan con perros guías, además los usuarios de Amisur llevarán a cabo una muestra del trabajo que desarrollan en este centro.

Integración plena y real

“Desde el consistorio sanmiguelero queremos impulsar estas campañas de concienciación y cualquier propuesta con la que consigamos lograr una integración real de los residentes que presentan alguna discapacidad”, señalan tanto el alcalde como la concejala de Servicios Sociales, Arturo González y Nuria Marrero, respectivamente. Añaden además que “desde el propio ayuntamiento se colabora con subvenciones específicas a colectivos con discapacidad como  Amisur, Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca o Prominsur, entre otros.

En esta campaña se cuenta con la colaboración desinteresada de los equipos directivos del IES San Miguel y de CEIP Aldea Blanca, así como de Amisur, Aupcan, Fundación ONCE y Eloy Manuel Delgado González.

El Ayuntamiento apuesta por el apoyo a diferentes asociaciones con discapacidad

Se renueva, un año más, el compromiso con Amisur, Prominsur y los Hermanos de la Cruz Blanca.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona continúa su compromiso con las entidades sociales que trabajan con personas con discapacidad del municipio y ha renovado, recientemente, el acuerdo con los representantes de AmisurProminsur y los Hermanos de la Cruz Blanca. El importe global de las cuantías otorgadas asciende a 6.400 €.

El alcalde, Arturo González, pone de manifiesto “la importancia de apoyar a estas asociaciones que realizan una labor encomiable en pro de la discapacidad, donde se fomenta la integración a todos los niveles  de los usuarios y usuarias de dichos centros”.

La Concejala de Servicios Sociales, Nuria Marrero, expresó su satisfacción “por poder seguir colaborando en la gran cobertura de atención y dedicación que cada día realizan estas tres entidades con largo recorrido, que forman una gran familia e intentan superarse cada día y conseguir nuevos retos”.

En la renovación del acuerdo estuvieron presentes el presidente de Amisur, José Miguel Pimienta, el hermano Mario y la Trabajadora Social, Cande Hernández (Hogar Cruz Blanca), el Presidente de Prominsur, Eladio Medina.

Al respecto, los representantes de cada entidad resaltaron “la gran predisposición que siempre mostró el consistorio sanmiguelero en general y la Concejalía de Servicios Sociales en particular en el año 2012, cuando se solicitaron y se iniciaron estas aportaciones”.

Además de esta ayuda económica, y en el caso de Amisur, el Ayuntamiento de San Miguel de Abona les cubre  la totalidad de los costes de transporte y monitores para que puedan asistir a la playa durante el mes de julio. En el caso de los Hermanos de la Cruz Blanca y Prominsur, el Ayuntamiento tiene un firme compromiso de colaborar con cualquier otra iniciativa que puedan plantear.

Clases del Garrote como deporte adaptado en San Miguel de Abona

La Asamblea General de la Federación de Lucha del Garrote Canario acordó incluir la Lucha del Garrote Adaptada con el fin de acercar oficialmente esta modalidad autóctona a los discapacitados físicos, motoras, psíquicos y/o mentales.

Varios serán los centros que se beneficien de esta iniciativa, dichas cedes en las que se impartirá esta modalidad deportiva serán: Complejo Acahimo en la Laguna, Los Verodes en La Laguna, Centro Ocupacional El Huerto en Arico y Amisur en San Miguel de Abona.

Esta nueva actividad se llevará también acabo en el Municipio de San Miguel de Abona, gracias a Amisur, y tiene como Objetivo General; difundir la práctica de la Lucha del Garrote Canario en su vertiente adaptada a los distintos tipos de discapacidad. Esta actividadestará subvencionada por la Fundación Caja Canarias, el Ayuntamiento de San Miguel de Abona y la Fundación de Lucha del Garrote Canario, pero también hay que agradecer al personal de Amisur y a su directora, ya que sin ellos no podríamos hacer llegar este deporte al municipio.

El Concejal de Deportes Julián Martín decía que: “con la Lucha del Garrote Adaptada se busca acercar nuestra cultura y costumbres a este segmento de la población, aportando además una serie de beneficios al trabajar con un implemento como es el Garrote. Potenciando la actividad motora y haciendo un progresivo pero intenso trabajo de coordinación de brazo y pierna, siempre partiendo de la premisa de adaptar la actividad a cada persona y su grado de discapacidad”.

Todo este trabajo está basado en la experiencia realizada durante dos cursos en el Centro Ocupacional El Huerto Arico, donde los alumnos y alumnas han obtenido una manifiesta mejoría en su coordinación motora, rehabilitación de miembros, comportamiento social y colaboración. Y que gracias a la iniciativa de los participantes en este proyecto se  está llevando cabo en el Complejo Cultural y Deportivo de San Miguel de Abona, y sobre todo por la iniciativa del Centro de Amisur del  Municipio de San Miguel de Abona que ha incluido dicha actividad dentro de su programación.

San Miguel de Abona trabajará de forma participativa en un programa para resolver los problemas de accesibilidad de las personas discapacitadas

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona aprobaba, por unanimidad, en su última sesión plenaria la moción para la eliminación de barreras arquitectónicas, resolver los problemas de accesibilidad y garantizar la no discriminación en espacios, edificios e instalaciones, de las personas con discapacidad. Se trata de diseñar y acordar de forma participativa un programa especifico de actuación para adaptar en la medida de lo posible los edificios e instalaciones municipales, vías públicas, parques y demás espacios de uso público a las normas sobre accesibilidad.

El alcalde del municipio, Valentín González, ha indicado que “es anhelo para la corporación municipal la protección hacia las personas con algún tipo de discapacidad física o psíquica sensorial, evitándoles obstáculos que impidan o dificulten el vivir de forma independiente y participar plenamente en todos los aspectos de la vida”. Asimismo, añade que “se trata de asegurar la accesibilidad en igualdad de condiciones con las demás personas”.

De esta manera, se mejorarán todos aquellos espacios, instalaciones y edificios públicos que presenten problemas de accesibilidad siendo objeto de las remodelaciones necesarias y que puedan ser resueltos con coste razonable. Además, el Ayuntamiento dará a los particulares todas las facilidades que estén en su mano para que este tipo de intervenciones se realicen en sus edificios o instalaciones en el menor tiempo posible, estudiando la posibilidad de bonificar al 100% las tasas por licencias urbanísticas y el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, asociados a las obras necesarias para resolver los problemas de accesibilidad. Asimismo, desde el Ayuntamiento se instará al Cabildo Insular de Tenerife y al Gobierno de Canarias a que suprima las barreras arquitectónicas de las instalaciones de titularidad autonómica existentes en el municipio, como centros educativos, parada de autobuses, etc.

Cabe hacer mención que, con anterioridad en sesión ordinaria celebrada el día 31 de octubre de 2005 se aprobó el Plan Municipal Integral de Accesibilidad para la Cooperación e Integración Social de las Personas con Discapacidad.