San Miguel invertirá más de 4.000.000 € en mejorar su litoral

El alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González, informaba recientemente de la aprobación de los Pliegos para la licitación de las obras de acondicionamiento de la Playa de San Salvador, en la que se incluye el machaqueo del callao de la zona, y para las que se estima un gasto aproximado de 2.400.000 €, sumándose a estos trabajos dos proyectos más: el acondicionamiento del acceso al mar y paseo de Costa Romba-Golf del Sur, por 308.000 €; y el acondicionamiento, acceso y solárium del Charco de Archiles y Playa del Barranco, por valor de 245.000 €. Unas obras que se pretenden comenzar en los meses de verano y que serán asumidas íntegramente por el consistorio sanmiguelero a través de su remanente líquido.

Así, González apunta que “aunque no tenemos playa, sí podemos seguir trabajando para mejorar la imagen del litoral de San Miguel con este tipo de actuaciones y que los vecinos y vecinas se acerquen cada vez más a disfrutar de nuestra costa”. En este sentido, el mandatario hacía un paréntesis para explicar cómo aún no se ha recibido respuesta desde Costas autorizando la ejecución de la Playa de San Blas, “algo que llevamos esperando desde hace más de 30 años y que para nosotros es inexplicable teniendo en cuenta que somos el cuarto municipio de la isla en camas turísticas”.

Además, cabe destacar que a esta iniciativa se le añadiría el trabajo que por parte de Cabildo debe iniciarse respecto a la mejora del paseo del litoral de Amarilla Golf y del entorno del puerto de Amarilla Golf, además de un futuro proyecto de rehabilitación del frente costero Hoya del Gusanito, para el cual se prevé un gasto de 1.150.000 €, aproximadamente, y cuya redacción ya se ha encargado por parte del ayuntamiento sanmiguelero.

Todo ello, junto con el paseo que ya conecta la Playa de San Blas con Los Abrigos y el Paseo Marítimo de San Miguel de Abona, reforzará la imagen de  Costa San Miguel; un revulsivo más que necesario para mejorar el destino, para comenzar con fuerza la recuperación del turismo y la consecuente reactivación económica.

Arturo González, alcalde de San Miguel de Abona, visita al Vicepresidente del Gobierno de Canarias

Durante la recepción, el edil sanmiguelro quiso trasladar a Román Rodríguez alguna de las necesidades de infraestructura del municipio.

Román Rodríguez, Vicepresidente del Gobierno de Canarias, recibía recientemente al alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González. Una recepción en la que también estuvieron presentes Miguel Ángel Pulido, Director General de Coordinación y Apoyo Técnico a la Vicepresidencia, y Carmen Nieves Gaspar, Directora General de Relaciones Institucionales de la Vicepresidencia.

El edil sanmiguelero quiso aprovechar la visita para transmitir alguna de las necesidades educativas más apremiantes del municipio, centradas éstas en el IES San Miguel, el futuro CEIP previsto para cubrir la creciente demanda de plazas educativas en la zona de Las Chafiras, así como el Centro de Educación Especial tan esperado por toda la comarca, también a ubicar en Las Chafiras.

En este sentido, Román Rodríguez se comprometió a transmitir tales demandas a los responsables directos y acometer con la mayor brevedad la redacción de los correspondientes proyectos, así como a buscar los recursos económicos para dar cobertura a estas necesidades.  De igual forma, el Vicepresidente también asumió su compromiso de interesarse por el Proyecto de acondicionamiento de la Playa de San Salvador y dar el impulso necesario a esta iniciativa, la cual cuenta con una partida de 200.000 €. Dicha partida está prevista en los Presupuestos 2020 de la Comunidad Autónoma a efectos de sufragar el coste de la actuación junto con los recursos aportados por el propio Ayuntamiento y, en su caso, por otras administraciones, dado que el Proyecto cuenta con todas las autorizaciones necesarias para su ejecución, según informó el Alcalde de San Miguel.

Sobre la mesa quedó la invitación que Arturo González trasladaba al Vicepresidente del Gobierno canario para visitar el municipio y, de esta manera, conocer de cerca otras necesidades de San Miguel, así como el gran potencial de esta zona del sur de la isla.