San Miguel reclama el uso del superávit de 2019 para hacer frente a la crisis económica como fórmula para la creación de empleo

El consistorio entiende que es necesario estar preparados para afrontar la crisis sanitaria de la COVID-19, pero también la difícil situación económica que se avecina.

El Grupo de Gobierno del Ayuntamiento de San Miguel de Abona daba cuenta de la liquidación del presupuesto 2019 en la última sesión plenaria. Una liquidación que cumple con todos sus parámetros financieros de estabilidad presupuestaria, regla de gasto y límite de deuda, así como con su periodo medio de pago, el cual es inferior a los 30 días.

Arturo González, alcalde del municipio, explicaba que dicha liquidación arrojó un superávit presupuestario de 10.763.258’20 €, de los cuáles, de momento, se han destinado 500.000 € a las políticas sociales que se han derivado de la pandemia ocasionada por la COVID-19, ya que se trata de la única área a la que el Ministerio de Hacienda del Gobierno de España permite disponer”. González añadía que con relación al resto de la disponibilidad “no existe actualmente normativa que nos permita usarla en otras áreas, lo cual serviría para contribuir al impulso de la actividad económica”. En este sentido, se estaría hablando de la posibilidad de “contratar más personal, mantenimiento y mejora de las infraestructuras municipales, incrementar las dotaciones al fomento del empleo para aliviar la destrucción que ya se está produciendo del mismo, obras financieramente sostenibles, mejora de los servicios esenciales u otras inversiones”, apuntaba el mandatario sanmiguelero.

Desde el consistorio se deja claro que no quieren adelantarse a hacer modificaciones de crédito en caso de que la evolución de la pandemia siga aconsejando la suspensión de actos festivos, sobre todo, “porque tenemos un presupuesto holgado con el que podemos afrontar gastos mientras esperamos una respuesta a la reclamación que estamos haciendo ahora”, apuntaba González, quien añadía que, “no obstante, si se suspendieran definitivamente estos actos o el Gobierno Central continúa limitando el uso del remanente, el destino de este presupuesto será para fines sociales”.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, resaltaba que “el escenario ha cambiado con la aparición de esta pandemia y por ello, que nos dejen utilizar el superávit se tiene que producir cuanto antes puesto que la situación tiende a empeorar ya que, con la finalización del estado de alarma, terminan los ERTES y, posiblemente, tras el cierre de empresas y cese de los autónomos, aparecerán los ERES, con el consecuente aumento del desempleo”. En este sentido, desde el ayuntamiento se recuerda que es precisamente la administración local la que más ha cumplido con todos los ratios financieros a diferencia del resto de las administraciones públicas y es la que, con estos superávit y remanentes acumulados (que en nuestra Comunidad Autónoma el de todos los ayuntamientos está entorno a los 4.000 millones de euros), podría  contribuir a la reactivación económica, no solo con sus recursos propios sino con la capacidad operativa y ejecutiva que dispone, siendo necesario para ello que el Estado flexibilice los ratios de estabilidad financiera y regla de gasto.

Rodríguez destacaba que “si nos dejasen utilizar estos superávit acumulados no tendríamos necesidad de acudir a la financiación externa, con lo cual tampoco estaríamos expuestos a endeudarnos”

El presupuesto de San Miguel para 2020 asciende a 18.381.773,41 €.

Supone un incremento del 8,74 % respecto al anterior

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona aprobaba de forma inicial, y en sesión plenaria celebrada en el día de ayer, su presupuesto para el ejercicio 2020. Un presupuesto que asciende a la cantidad de 18.381.773,41 €, lo cual supone un aumento del 8,74% respecto al ejercicio anterior. Se cuenta así con un presupuesto que permite disponer para este año de 1.478.000 € más en relación al año 2019 y que se presenta con ausencia total de deuda pública y con un ayuntamiento totalmente saneado, lo que permitirá seguir impulsando el desarrollo del municipio.

Arturo González, alcalde del municipio, ha declarado que “una vez aprobados los presupuestos de forma definitiva debemos trabajar para intentar alcanzar el mayor grado de ejecución posible de los mismos, aun siendo conscientes de las trabas burocráticas y administrativas existentes”. Por su parte, Antonio Manuel Rodríguez, edil de Hacienda, apuntaba que “seguimos siendo un ayuntamiento saneado, con deuda cero, cumpliendo con los ratios de salud financiera, lo cual nos posibilita mirar al futuro con optimismo y pudiendo adaptar los servicios públicos al crecimiento poblacional que está experimentando nuestro municipio”.

Este presupuesto se caracteriza por el mantenimiento y la mejora de los servicios públicos, una apuesta decidida por las políticas sociales y la potenciación del empleo, la dinamización de la economía local, la educación, la cultura y el deporte entre otros aspectos a través de acciones y ayudas a los distintos colectivos, así como la modernización administrativa, la transparencia y la implantación definitiva de la administración electrónica en todos sus niveles.

Se destina cerca de 2.000.000 € a las áreas de promoción social y empleo, destacando en el primer ámbito un aumento del 43% en las ayudas al estudio, pasando de 70.000 € a 100.000 € para este ejercicio y la consignación de 35.000 € para realizar obras en el Centro de Día La Alborada que permitan seguir  avanzando en un futuro uso residencial. En cuando al fomento del empleo, la partida se incrementa en 100.000 €, pasando de los 280.000 € de ejercicio anterior a los 380.000 €, con una previsión de contratación de 75 personas a través de los planes extraordinarios de empleo social y los programas de formación y alternancia con el empleo.

Se destaca el aumento en el capítulo de inversiones en un  19 %, que supone contar para tal fin con unos 2,8 millones de euros, estando previsto que se alcance los 6,8 millones una vez que se incorporen al actual ejercicio económico las IFS(Inversiones Financieramente Sostenibles),lo que supondría que 2020 sería el año con más inversiones previstas para ejecutar, y donde entre otras obras destacan: contenedores para fomentar el reciclaje , los alumbrados del campo de futbol de Las Zocas y de Guargacho, el alumbrado público en El Roque y Polígono de las Andoriñas, que sin lugar a dudas contribuirá a la eficiencia energética, las mejoras de los polideportivos “Oscar González” en San Miguel, el Frontón y Aldea Blanca y la pavimentación de  diversas vías públicas.

Entre las obras relacionadas en el presupuesto ordinario destacan la terminación del polideportivo en Llano del Camello, la ampliación del cementerio municipal, la adaptación de salas velatorios, la remodelación de la Plaza de la Iglesia , la sustitución del césped  campo de futbol de Guargacho, el equipamiento en el Casino de San Miguel, así como la adquisición de mobiliario urbano y aparatos biosaludables para la práctica del ejercicio al aire libre. Además, se consigna los gastos de redacción del Proyecto para el futuro complejo funcional de Llano del Camello en el cual se albergará la piscina municipal.

Un Presupuesto adaptado al mayor número de habitantes que se registran, cercano a los 21.000  (Datos del INE), que mantiene congelado todos sus impuestos y mantiene todas las bonificaciones y exenciones, donde están representados todos los núcleos  y donde, en definitiva, se da prioridad al bienestar y al aumento de la calidad de vida de las personas.

San Miguel de Abona aumenta un 5,32% su presupuesto y sin deuda bancaria para 2019

Las cuentas municipales del municipio sureño para el próximo ejercicio ascienden a 16,9 millones de euros, lo que supone una disponibilidad de más de 853.000 euros adicionales y una deuda bancaria cero.

El grupo de Gobierno de San Miguel de Abona ha preparado un proyecto de Presupuestos para 2019 que representa un incremento del 5,32 por ciento con respecto al del presente año. Las cuentas municipales ascenderán a 16.903.773,92 euros, lo que supone un aumento de 853.715,95 euros con respecto al actual.

“A todo esto se suma que en el próximo ejercicio contaremos con una deuda bancaria cero”, han afirmado el alcalde, Arturo E. González, y su  concejal de Economía, Hacienda, Servicios Generales y Personal, Antonio Manuel Rodríguez Gómez.

De este modo, los responsables públicos calificaron el presupuesto de “prudente, coherente y realista”, pues remarcaron que el equipo de gobierno “está pensando en las personas que están pasando por especiales dificultades, pero también en el bienestar general de la ciudadanía”.

En este sentido, González y Rodríguez señalaron que la vocación social de las próximas cuentas “se verá destacada en el incremento del gasto en materia de acción social en un 12 por ciento, que se ve reflejado entre otras partidas, en la de emergencia social o ayudas al estudio, además de un aumento en el fomento del empleo del 30 por ciento”, lo que contribuirá “a la contratación de 32 personas a través de los programas extraordinarios de empleo social, y otras 30 por medio de los programas de formación de alternancia con el empleo”.

Política social

Además, manifestaron que “con una deuda pública que está a cero, en 2019 nos va a permitir garantizar los servicios públicos básicos y un incremento significativo de las cuantías para gastos de mantenimiento, reparación y conservación de los bienes municipales, con la consecuente mejora en el bienestar de los vecinos y vecinas de San Miguel de Abona”.

El alcalde y el edil de Hacienda también anunciaron mejoras en las transferencias corrientes, que se otorgan por medio de ayudas y subvenciones a los distintos colectivos de ámbito social, cultural y deportivo, que “el próximo año dispondrán de un 10 por ciento más de fondos para sus actividades”.

Sin subida de impuestos en 2019

“Pero además tampoco se prevé realizar en el próximo ejercicio económico un aumento de carga impositiva a los vecinos y vecinas de San Miguel de Abona”, manifestaron González y Rodríguez.

Este proyecto presupuestario es, a su vez, un reflejo de la buena salud financiera por la que atraviesa el Ayuntamiento, como lo demuestra la reciente auditoria de gestión del ejercicio de 2017, elaborada por el Gobierno de Canarias, en la que San Miguel de Abona cumplió con todos los indicadores económicos y financieros, lo que representa que se pueda destinar el 50% del Fondo a inversiones.

Obras y actuaciones

En cuanto al capítulo de inversiones, avanzaron que el incremento será del 18 por ciento, lo que permitirá disponer de algo más de 2,3 millones de euros para afrontar nuevas acciones y obras.

De este modo, enumeraron, entre otros proyectos,  las pistas polideportivas en Llano del Camello; las mejoras en las instalaciones del Centro Cultural y Deportivo Jonay Risco Pérez, la mejora y acondicionamiento de accesibilidad en múltiples vías urbanas; la ampliación de cementerio y adaptación de las criptas de los barrios al decreto de Sanidad Mortuoria.

Además, se repavimentarán múltiples calles y caminos vecinales, así como la adquisición de mobiliario urbano y aparatos biosaludables, y un nuevo impulso en la administración electrónica a través de novedosas aplicaciones informáticas, entre otras medidas, concluyeron.

La buena salud financiera del ayuntamiento permitirá mejorar el bienestar de sus vecinos

La auditoría de gestión del Fondo Canario confirma que el Consistorio sanmiguelero cumple con todos los indicadores establecidos en la vigente normativa, como el Remanente de Tesorería que crece 13 puntos con respecto a la 2016.

La auditoría de gestión del Fondo Canario confirma que el Ayuntamiento de San Miguel de Abona “goza de buena salud financiera y dicha circunstancia nos permitirá continuar mejorando el bienestar de las personas que residen en nuestro municipio”, han señalado el alcalde, Arturo González, y el concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez.

El informe de auditoria del ejercicio 2017 realizado por el Gobierno de Canarias pone de manifiesto “que cumplimos con todos los parámetros económicos y en su valoración se resalta que se ha producido una evolución positiva tanto en su gestión económica como presupuestaria en relación al ejercicio 2016”, comentan ambos dirigentes municipales.

González y Rodríguez añaden que dicha auditoría refleja que “el indicador del Remanente de Tesorería obtenido este año y  los anteriores es el que mejor define la capacidad real de la Corporación para hacer frente a su estructura financiera”, como establece la Ley del fondo canario de Financiación municipal.

Así, el Ahorro Neto se sitúo en un 15%, superando 9 puntos porcentuales al establecido por el Fondo; mientras que el endeudamiento a largo plazo está en el 1,2 %, cuyo  límite  está en el 70%. En cuanto a los condicionantes de cuantía de libre disposición la gestión recaudatoria alcanzó el 88,6% muy superior al 75% exigible, a la vez que el  esfuerzo fiscal llegó al 79%, índice que supera el nivel de referencia para éste ejercicio, establecido en el 72,4%.

El 50% para inversión

Además, el Remanente de Tesorería superó el 53%, creciendo más 13 puntos porcentuales con respecto al año anterior y muy por encima del límite que se establece del 1%. Todo ello supone que el Ayuntamiento sanmiguelero deberá destinar el 50% de la transferencia que reciba del Fondo Canario de Financiación Municipal a inversión, “lo que repercutirá directamente en el bienestar del día a día del municipio”, explican el alcalde y su edil de Hacienda.

“Con este dinero nos facilitará impulsar obras de accesibilidad, de repavimentación de calles y saneamiento, además de mejoras en instalaciones deportivas, entre otras”, resaltan Arturo González y Antonio Manuel Rodríguez.

El resultado de la auditoría “permite, por tanto, afrontar el futuro de San Miguel de Abona con optimismo y mostrar las posibilidades como municipio rural, comercial y turístico sin renunciar a mejorar las cuotas de bienestar social y oportunidades de creación de empleo”, concluyen.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona destina 2,5 millones de euros más para inversiones

El presupuesto de 2017 arroja un superávit de casi 6 millones de euros, lo que permite reforzar el capítulo inversor. Tanto el alcalde, Arturo González, como el edil de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, destacan que las obras previstas no computarán en la regla de gasto.

El capítulo de infraestructuras y obras del municipio de San Miguel de Abona se reforzará una vez que el Ayuntamiento ha habilitado 2,5 millones de euros más a inversiones financieramente sostenibles una vez que en la liquidación del presupuesto de 2017 arroja un superávit de 5.965.311,50 euros, como así se dio cuenta en el Pleno de la pasada semana y que aprobó el grupo de gobierno.

A dicha cantidad, se suma  los más de 1.971.000  euros ya reflejados en el presupuesto 2018, y que sin duda dará un importante impulso a los compromisos de inversión previstas por la Corporación Municipal.

La posibilidad de realizar esta inversión ”extra” responde a la buena salud financiera de la Corporación local, ya que el consistorio  ha cumplido con los requisitos que la ley prevé para estos casos, que son no superar los límites en materia de endeudamiento, ahorro neto positivo y, finalmente, el cumplimiento de los periodos  medio de pago con nuestros proveedores.

Actuaciones

Entre las inversiones financieramente sostenibles previstas para este año se encuentran el acondicionamiento de acceso y solárium a Archiles-Playa del Barranco, instalación de césped artificial en los campos de fútbol de El Roque y  Aldea Blanca y, legalización y adaptación de diversos alumbrados públicos del municipio, y proyecto de urbanización y ampliación de la Casa del Capitán.

Además, trabajos de rehabilitación del entorno de la plaza de la Iglesia; de los centros culturales de Llano del Camello, Jonay Risco Pérez y la Valeria; de los parques infantiles del municipio; del vallado perimetral del campo de futbol “Paco Tejera” y polideportivos de Guargacho y Las Chafiras, entre otros.

“Crecimiento y bienestar”

“Estas nuevas obras de inversión complementan el capítulo inversor de nuestro presupuesto municipal, que junto a las aprobadas en el presupuesto ordinario,  van a suponer destinar más de cuatro millones de euros  a obras e inversiones, como una importante apuesta  por el crecimiento  del municipio y el bienestar de nuestros vecinos”, asegura el alcalde sanmiguelero, Arturo González.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, resalta que estas obras “financieramente  sostenibles” tienen una vida útil superior a cinco años y muchas de ellas comenzarán este año y concluirán en el 2019.

San Miguel aprueba un presupuesto de más de 16 millones de euros.

En la sesión plenaria celebrada en el día de ayer,  el Ayuntamiento de San Miguel de Abona aprobó el presupuesto para el 2018 cuya cuantía asciende a más de 16 millones de euros (16.050.057,97€), y que supone un aumento del 6,64 % con respecto al ejercicio anterior.
El control del gasto y la optimización de los recursos, van a permitir además que se puedan ejecutar nuevos proyectos e iniciativas que van a mejorar  la calidad de vida de los vecinos y vecinas del municipio. Así, la apuesta social, de empleo y la capacidad inversora, marcan las pautas de este documento que es el reflejo  de un trabajo coherente y realista.
Desde el punto de vista social, hay que destacar un incremento del 25% de las ayudas al estudio, un incremento del 10% en la partida de emergencia social, un incremento del 17% en Teleasistencia domiciliaria, más de un 15% en la actividad para la Playa destinada al colectivo de mayores y a AMISUR, la incorporación de nuevas subvenciones a entidades sociales como “Pequeño Valiente” y “Afate”, y por supuesto, el mantenimiento de todos y cada uno de los servicios, como el de Ayuda a Domicilio, que se mantiene de forma totalmente gratuita, Centros de Mayores, etc….
El fomento del empleo representa otra de las prioridades, cuya partida se incrementa en un 10% y que será destinada a los planes extraordinarios de empleo social y de alternancia. El importe global de estos proyectos, que contarán con la colaboración del Gobierno de Canarias, supondrá que se destinen unos 700.000 €, de los que el Ayuntamiento tendrá que hacer frente a una tercera parte, aproximadamente. San Miguel de Abona es uno de los municipios con menor índice de desempleo, situándose en la actualidad en cotas del 2008 (antes de la crisis), aún incrementándose  la población.
En materia inversora, entre la sobras más significativas que se prevén destacan la pista polideportiva en Llano del Camello, la remodelación de la Avenida Modesto Hernández, la terminación de la mejora del acceso a los aparcamientos del Centro Cultural de El Frontón, la rehabilitación del casino de San Miguel, la repavimentación de diferentes calles del municipio, la adaptación de las salas velatorios de San Miguel Casco y  Guargacho, la reforma del Mercado del agricultor,  el Sendero Paseo-San Blas-Golf del Sur, el Paseo Marítimo Golf del Sur-Amarilla Golf , entre otras actuaciones, y el techado del Polideportivo de Guargacho, que será cofinanciado con el Cabildo de Tenerife.
Casi 2 millones de euros de recursos propios se destinarán, en definitiva, a obras e inversiones, además de otros 450.000 € cofinanciados también con el Cabildo de Tenerife para obras de saneamiento e infraestructuras a través de los programas MEDI-FDCAN 20156-2025.
En definitiva, manifiestan tanto el alcalde, Arturo González, como el Concejal de Hacienda, Antonio M. Rodríguez, “es un presupuesto pensado para las más de 20.000 personas que ya residen en San Miguel, donde se  siguen respaldando a las comisiones de fiestas, clubes deportivos y asociaciones, y que garantiza el mantenimiento de los servicios públicos esenciales. Un presupuesto que, sin deuda pública, nos permitirá afrontar los principales retos que para este y los próximos años tiene el municipio”, remarcan.
No se prevé aumento de la carga impositiva y la principal medida fiscal para el 2018 es la reducción de los valores catastrales que incidirá en que el recibo del IBI se reduzca en un 4%, lo que va a suponer un ahorro a la ciudadanía de unos 200.000 €.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona cierra el 2016 con Superávit en sus cuentas

El Alcalde, Arturo González, y el concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, confirman una buena salud  financiera del Ayuntamiento, lo que conllevará  a nuevas inversiones que contribuirán a mejorar la economía y el empleo en el municipio.

El Superávit obtenido de 3.466.919,06 € en la  Liquidación del ejercicio 2016 confirma la estabilidad económica del Ayuntamiento. La buena gestión de los fondos públicos permitirá gestionar adecuadamente los servicios, realizar inversiones que ayudaran a dinamizar la actividad económica y el empleo, así como el saneamiento de las cuentas públicas.

Los datos obtenidos de dicho superávit han  contribuido a que el Remanente de Tesorería haya aumentado positivamente y se sitúe en 5.408.760 €, lo cual permitirá afrontar en el presente ejercicio gastos no presupuestarios, entre otros.

Por otra parte, los derechos reconocidos en el presupuesto han financiado las obligaciones, habiéndose logrado que la recaudación alcance el 92,64 % sobre los derechos reconocidos y que el grado de ejecución de los gastos alcance el 96 % sobre las obligaciones reconocidas.

Señala el Alcalde, Arturo González,  “que estas cifras son alentadoras y permitirán que se puedan acometer nuevas actuaciones que incidan en un mayor desarrollo de nuestro municipio a la vez que manifiesta la optimización de los recursos que viene realizando el equipo de gobierno desde las distintas áreas.”

El edil de Hacienda, Antonio M. Rodríguez, indica “que se cumple con la estabilidad presupuestaria, el límite de deuda que actualmente está en el 25 % y según los datos facilitados cumplimos con el periodo medio de pago que está  en 24 días”.

El presupuesto del Ayuntamiento de San Miguel de Abona triplica sus inversiones para este ejercicio

El dinero para Emergencia Social  y el de las ayudas al estudio (becas), aumentan, además se garantiza la continuidad de los todos los recursos sociales con que cuenta el municipio. El presupuesto de este año sube casi un 0,5 por ciento y supera los 15.000.000 de euros.

Los servicios e infraestructuras en San Miguel de Abona se mejorarán y reforzarán con  la puesta en marcha de un potente plan de inversiones que se contempla en el presupuesto de este año, aprobado inicialmente la semana pasada. De hecho, alrededor de 3.000.000 de euros se destinarán a obras y supone triplicar las inversiones con respecto al ejercicio económico de 2016.

“La terminación de la Residencia de Mayores La Alborada; la finalización del Centro Cultural de El Frontón; trabajos de saneamiento en Las Chafiras, Punta del Lomo y Llano del Camello; proyecto de acerado y terminación del asfaltado en Oroteanda; cubierta de la grada del campo de fútbol de Guargacho; mejora de los accesos al campo de fútbol de Las Zocas; Obras de saneamiento en el Roque y acerado al campo de futbol del Roque, acondicionamiento del sendero Camino Las Lajas (Aldea – San Miguel de Abona); despliegue de la fibra óptica en el Municipio; ampliación del Cementerio Municipal; asfaltado de la Calle Edelmira Alfonso y canalización de los barrancos de Aldea Blanca; acondicionamiento del Casino de San Miguel o la remodelación de la avenida Modesto Hernández en Las Chafiras, son algunas de las actuaciones que contemplamos para este 2017”, manifiestan el alcalde, Arturo González, y el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Manuel  Rodríguez.

Ambos responsables públicos resaltan que “podemos llevar a cabo este potente plan de obras porque solo en el capítulo de Inversiones y Transferencias, que aumenta un 100 por 100, disponemos de 1.275.000 euros. A esto se suman otros 800.000 euros que podemos  destinar   por la buena salud financiera del consistorio al cumplir con los distintos indicadores económicos reflejados por la última Auditoria de Gestión realizada, pero además se incorporan obras afectadas como la terminación de las Naves Industriales en Llano del Camello y la cofinanciación con El Cabildo Insular de la rotonda de Llano del Camello y accesos al polígono Las Andoriñas que se están llevando a cabo, por un importe aproximado de 1.000.000 €.

“Con todo este paquete de obras pretendemos que nuestro municipio mantenga su nivel de crecimiento, al tiempo que permita ofrecer a los vecinos y vecinas  un mejor nivel de bienestar”, destacan González y Rodríguez.

Apuesta por los Servicios Sociales

“El área de Servicios Sociales también se refuerza en el presupuesto de este año para atender las necesidades de las familias más desfavorecidas por la crisis, como que Emergencia Social cuenta con un 5 por ciento más de dinero y el capítulo de ayudas al estudio (las becas) aumenta un 14 por ciento con respecto al año anterior”, indican el alcalde y el titular de Economía y Hacienda en dicha Corporación local.

“El mantenimiento del servicio de ayuda a domicilio gratuito y el funcionamiento de los centros de mayores están garantizados, pero además seguimos apostando por la promoción de los colectivos sociales, como Cruz Roja, Amisur, Hermanos de la Cruz Blanca, Amate, Apanate o la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), y se crean nuevas programas como el de turismo social y preservación familiar, entre otras”, argumentan.

Ambos responsables municipales afirman, de este modo, que “el presupuesto de 2017 tiene una clara y definida vinculación social, que no solo mantiene los recursos sino que nos ha permitido ampliarlos económicamente para dar respuesta a las necesidades de los vecinos y vecinas.

Formación y empleo

En cuanto a formación y empleo, “hemos incrementado la partida en un 10 por ciento con respecto al ejercicio anterior, y junto con la colaboración de otras administraciones públicas,  dispondremos de unos 500.000 euros. Además, seguiremos apostando por la formación a través de los programas de formación y alternancia con el empleo y de los planes de formación experimentales de empleo”, señalan.

Arturo González y Manuel Rodríguez destacan, por otro lado, que la mejora de la recaudación municipal “nos permitirá congelar impuestos, como mantener al 0,4 por ciento el gravamen del IBI, que es el mínimo que establece la Ley” y mantener las bonificaciones en las familias de clase general y especial.

“Con este presupuesto, caracterizado por la transparencia, realidad, prudencia y coherencia, cumpliremos los objetivos de estabilidad presupuestaria y regla de gasto. También nos permitirá continuar trabajando para rebajar la deuda pública, que al final de este año estará alrededor del 24 por ciento; así como atender los compromisos de pago con nuestros proveedores y abonar las facturas antes de los 30 días, tal y como establece la normativa legal actualmente”, concluyen.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona destinará más de 800.000 euros a inversiones con dinero municipal

La Auditoria de Gestión correspondiente a 2015, realizada por la Viceconsejería de Administraciones Públicas y Transparencia del Gobierno canario, confirma la “buena salud financiera” del consistorio al cumplir con los indicadores establecidos.

La buena salud financiera que presentan las cuentas del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, como así se avala en el informe de la Auditoria de Gestión 2015 realizada por la Viceconsejería de Administraciones Públicas y Transparencia del Gobierno canario, permitirá que dicha Corporación local pueda destinar más de 800.000 euros a inversiones con recursos propios.

El documento, que refleja que el consistorio se encuentra “saneado” al cumplir con los indicadores establecidos por el Ejecutivo regional, pone de relieve que el ahorro neto se situó muy por encima del mínimo exigible, que es de un 6%, alcanzando casi el 23%. Dicha circunstancia permitirá que el ayuntamiento cuente con la capacidad para realizar inversiones.

Otro indicador positivo de la auditoria se refiere al Remanente de Tesorería, situándose en un 37,6%, es decir, alrededor de 5,7 millones de euros, dinero utilizado para nuevas inversiones y para reducir el endeudamiento. Precisamente, la deuda a largo plazo se sitúa en un 22%, muy lejos del 70% que se establece como máximo y que supone descender a porcentajes de los últimos ocho años.

Sin penalizaciones

El informe también destaca que la gestión recaudatoria llegó al 81,4%, superior al 75% que se exige; mientras que el esfuerzo fiscal rozó el 82%, frente al 70,66% que se establece por la Viceconsejería. Asimismo, el nivel de ejecución del presupuesto de 2015 superó el 94% en el capítulo de ingresos y el 77,10% en gastos.

“Con todos estos datos, no vamos a sufrir penalizaciones por incumplimientos”, señalan el alcalde, Arturo Eugenio González, y el concejal de Hacienda en el Ayuntamiento sanmiguelero, Antonio Manuel Rodríguez, quienes destacan que “la auditoría de 2015 realizada por el Gobierno de Canarias refleja que hemos mejorado los datos del ejercicio anterior”.

De este modo, ambos responsables públicos afirman que el resultado del informe “es fruto del trabajo constante en el área económica, llevando a cabo una política de control y contención riguroso del gasto en los últimos años”.

González y Rodríguez expresan que “los datos conseguidos nos permiten afrontar con bastante optimismo el futuro de nuestro municipio, que trataremos de reflejarlo en los presupuestos del 2017 y que ya estamos elaborando”.

Presupuesto de 2017

“En las cuentas del próximo ejercicio potenciaremos las inversiones como motor de crecimiento, pero sin olvidar la apuesta por las políticas sociales y de empleo que por ley podamos realizar”, aseguran el alcalde y el titular de Hacienda de San Miguel de Abona.

No obstante, resaltan que las cuentas de 2017 “estarán marcadas por el techo en el gasto, que aún no tenemos definido, y por el Plan de Estabilidad Presupuestaria”.

San Miguel lleva a Pleno la aprobación inicial del presupuesto 2016

El presupuesto  para el presente ejercicio asciende a 14.979.213,45 €.

El Grupo de Gobierno del Ayuntamiento de San Miguel de Abona llevará a Pleno en el día de hoy, la aprobación inicial del Presupuesto General para el ejercicio 2016 por un importe de 14.979.213,45 €. Un documento, que seguirá el mismo control que en ejercicios anteriores, marcado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y el límite del gasto y que ha sido elaborado de una forma rigurosa en base a las previsiones realistas de ingresos y gastos del consistorio.

Tanto el Alcalde, Arturo González, como el Concejal de Economía y Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez Gómez, ponen de manifiesto que “se trata de un presupuesto racional, prudente, equilibrado y coherente, sobre todo, porque está supeditado a las posibilidades de financiación existentes”.

El presupuesto general para el presente año es similar al anterior (leve disminución del 0,33%), aún habiéndose reducido la deuda bancaria e intereses en un 32% (600.000 €) con relación al último ejercicio, fruto del control del gasto y la política de saneamiento de las cuentas de los últimos años.

En el Capitulo de Inversiones, se incrementa la partida en un 47% con relación al año anterior, ejecutándose en torno a 560.000 € con recursos propios. A estas inversiones hay que añadir las que ya tiene previstas el Cabido de Tenerife para nuestro Municipio por un valor aproximado de 2.250.000 en materia de carreteras y mas de 500.000 € para actuaciones en el tratamiento de aguas residuales, dentro del programa de cooperación municipal que ha puesto en marcha dicha institución Insular. Además, y vista la previsión de la liquidación del presupuesto 2015, habrá posibilidades de ejecutar un presupuesto de inversiones mayor que el inicialmente previsto (entorno al millón de euros más), en lo que se denominan Inversiones Sosteniblemente Financieras, y que serán aprobadas una vez se de por concluida dicha liquidación  2015.

En relación a las partidas presupuestarias destinadas al Empleo y la Formación, se han incrementado en un 60% con respecto al ejercicio anterior, y junto con la colaboración de otras administraciones públicas,  se contará con unos 500.000 €, que en cierta medida, ayudará a paliar las cifras de desempleo en nuestro municipio.

En cuanto a las partidas presupuestarias destinadas a Servicios Sociales, en Emergencia Social aumenta en 6% con relación al año anterior, se mantienen todos y cada uno de los servicios (Servicio de Ayuda a Domicilio de forma gratuitaCentros de Mayores, etc.), y se apuesta, una vez, más por los colectivos sociales, tales como Cruz RojaAmisur, Hermanos de la Cruz Blanca, Prominsur, Amate, AECC, etc… y se incorporan otros nuevos como APANATE.

Las subvenciones y ayudas a los distintos colectivos deportivos y culturales se mantienen en su totalidad, acogiendo además nuevas incorporaciones en base a la realidad del municipio. Como novedad cabe destacar, una nueva partida presupuestaria de Participación Ciudadana de 10.000 €, con el objetivo de realizar actuaciones encaminadas a fomentar el Asociacionismo y la interlocución entre agentes sociales del municipio y el Ayuntamiento.

El alcalde sanmiguelero, Arturo González destaca que “los principales objetivos de este presupuesto es la adecuada prestación de los servicios públicos, el mantenimiento de todos aquellos servicios asistenciales y de ayudas a los distintos colectivos que emanan desde el área social, deportiva y cultural, y el empleo complementado con la formación y la inversión como motor económico que permite contribuir al desarrollo de nuestro municipio”.

Por su parte, el Concejal de Economía y Hacienda resalta que “se está logrando un Ayuntamiento saneado desde el punto de vista económico y se cumple con todos los requisitos legales que la Ley de Estabilidad Presupuestaria establece”.

El Presupuesto de ingresos no prevé aumento de cargas impositivas a nuestros vecinos y vecinas, en el impuesto de la Contribución Urbana (IBI), mantenemos el mínimo que exige la ley, estando los valores catastrales regularizados a la baja desde el ejercicio anterior, lo cual hará que no aumente el recibo para éste año. Dada la buena salud financiera de la corporación no se prevé recurrirpréstamos bancarios.

En el estado de gasto, la partida de personal asciende a 5.845.401,34 €, lo que representa el 39,02 % del presupuesto. En Gastos de Bienes Corrientes y Servicios, 6.754.362,53 €, un 45,09 %. Gastos Financieros, 56.941,16 €, un 0,38 %. Transferencias Corrientes, 546.206,96 €, un 3,65 %. , Inversiones reales 561.164,35 €, un 3,75%, Transferencias de capital, 57.796,28 €, un 0,39%, Activos Financieros, 162.000 €, un 1,08 €. Pasivos Financieros, 995.340,83 €, un 6,64 %.