Aprobación inicial del presupuesto 2015 para San Miguel de Abona

El presupuesto para el presente ejercicio asciende a 15.028.378,23 €, lo que supone un crecimiento de un 0’24 %, respecto a 2014 que, en mayor medida, irá destinado al area social y del empleo.

El Grupo de Gobierno del Ayuntamiento de San Miguel de Abona ratificó en sesión plenaria celebrada esta semana la aprobación inicial del Presupuesto General para el ejercicio 2015, destacando que se trata de un presupuesto realista, marcado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, y elaborado de una forma rigurosa en base a las previsiones de ingresos y gastos del consistorio y partiendo principalmente de las liquidaciones del Presupuesto anterior.

Así, Valentín González, alcalde del municipio sanmiguelero, comenta que este presupuesto “se caracteriza por su racionalidad, su prudencia, su conformidad y, sobre todo, su coherencia con las políticas previstas y únicas posibles, las cuales están supeditadas a la situación real”. Según el alcalde, “los gastos se encuentran perfecta y únicamente adecuados a los ingresos previstos y reales con las circunstancias económicas actuales”. Además, González destaca que “dada la minoración de la actividad económica que se ha dado los últimos ejercicios, se ha querido plantear una serie de objetivos primordiales como son una adecuada prestación de los servicios, el empleo social  y el mantenimiento de asistencias y ayudas que emanen desde el área de Asuntos Sociales”.

Por su parte, el concejal de Hacienda y Contratación, Antonio Manuel Rodríguez, señala que “el presupuesto para el presente ejercicio asciende a 15.028.378,23 €,  lo que supone un crecimiento del 0’24 % con respecto al año 2014, destacó que es un documento realista y de futuro que permitirá seguir ejecutando las políticas sociales y económicas  con las suficientes garantías para que los vecinos y vecinas sanmigueleros no vean mermado sus derechos. Se mantienen todos los servicios municipales que se venían prestando , las subvenciones y ayudas a los distintos colectivos deportivos, culturales y sociales, aumenta un 10 % más la emergencia social  y se reducen en un 41,73 % los intereses de la deuda con respecto al año anterior, fruto de la devolución de  prestamos y amortizaciones de la deuda, no teniendo previsto asumir operaciones de crédito”. El concejal resalta, el esfuerzo realizado para que la partida de inversiones aumente en un 17%  y señala además que los buenos ratios financieros alcanzados en 2014 en cuanto al objetivo de estabilidad presupuestaria, limites de deuda y periodos medios de pago por debajo de los 30 días, permitirán destinar a realizar inversiones financieramente sostenibles con lo que contribuirá a dar mas actividad  y mas trabajo a las empresas locales. El Presupuesto de ingresos no prevé aumento de impuestos ni de tasas, ni recurrirá a préstamos bancarios.

Así, el presupuesto 2015, en el Estado de Gastos; el gasto de personal asciende a 5.663.621,81 € y que representa el 37’69 % del presupuesto. En Gastos de Bienes Corrientes y Servicios, 6.545.444,56 €, un 43’55 %. Gastos Financieros, 96.848,56 €, un 0,64 %. Transferencias Corrientes, 542.951,06 €, un 3,61 %. , Inversiones reales 379.677,09 €, un 2,53%, Transferencias de capital, 79.809,10 €, un 0,53%, Activos Financieros, 261.000 €, un 1,74 €. Pasivos Financieros, 1.459.026,05 €, un 9,71 %. En cuanto al Capítulo de Ingresos, se establece las siguientes previsiones de ingreso y porcentajes: Impuestos Directos, 5.435.000,00 €, un 36,16 %; Impuestos Indirectos, 60.000 €, el 0,40 %. Tasas y otros ingresos, 2.974.340,00 €, el 19,79 %. Transferencias Corrientes, 6.437.537,15 €, el 42,84 %. Ingresos Patrimoniales, 121.501,08 €, el 0,81 %. No se tienen previsto Enajenaciones inversiones reales, Transferencias de capital, ni Activos financieros, ni pasivos financieros.

Se presenta el Presupuesto del Ayuntamiento de San Miguel de Abona para el ejercicio 2015, que ascenderá a 15.028.378,23 €

El presupuesto para este 2015 se centra en el apoyo e impulso en las políticas de empleo social y el mantenimiento de los servicios y las ayudas sociales.

El alcalde de San Miguel de Abona, Valentín González, y el concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez, presentan el presupuesto que dirigirá la gestión para el presente ejercicio y que ascenderá a 15.028.378,23 €. Destacar que se siguen planteando una serie de objetivos primordiales, como son una adecuada prestación de de los servicios públicos básicos y en especial el mantenimiento de los Servicios Sociales con un incremento de un 10% en la partida de la emergencia social. En materia de empleo, se incrementa la aportación municipal en un 10%, en el cual, se incluyen los gastos derivados del programa extraordinario de Empleo Social San Miguel de Abona 2014-2015.

Así, González manifiesta que “se trata de un presupuesto en donde los cálculos de las previsiones de ingresos y gastos se encuentran perfectamente motivados y se caracterizan en todo momento por su racionalidad, su prudencia, su conformidad y sobre todo, por su coherencia con las políticas previstas (Servicios Sociales, Empleo-Formación, Servicios Públicos…) y supeditadas a la situación real”.

Por su parte, el edil de Hacienda, destaca que “es un presupuesto realista y de futuro ya que permitirá a la corporación que venga seguir ejecutando las políticas sociales y económicas con las suficientes garantías para que los vecinos y vecinas no vean mermados sus derechos”. Asimismo, añade que “hay que destacar un aumento en el capitulo de inversiones de un 17 % y señala que  los buenos ratios financieros alcanzados en 2014, en cuanto al objetivo de  estabilidad presupuestaria, reducción de la deuda bancaria, así como el nivel del periodo medio de pago por debajo de los 30 días, permitirá que una vez aprobada la liquidación, los importes derivados del superávit presupuestario se podrán destinar a realizar inversiones financieramente sostenibles, todo ello contribuirá a dar más actividad a las empresas locales”. El presupuesto de ingresos no prevé aumento de impuestos ni de tasas, ni recurrirá a préstamos bancarios.

Por tanto, se tratará de un presupuesto realista, marcado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, y elaborado de una forma rigurosa en base a las previsiones de ingresos y gastos del consistorio y partiendo principalmente de las liquidaciones del Presupuesto anterior.