El alumnado del Programa de Formación en Alternancia con el Empleo (PFAE) comienza sus prácticas en Afate, Amisur, Hogar San Miguel y La Alborada.

El alumnado del Programa de Formación en Alternancia con el Empleo (PFAE) del municipio de San Miguel de Abona que participan en el curso de Atención Sociosanitaria en Centros,  ya están desarrollando sus prácticas profesionales con la Asociación de Familiares y Cuidadores de Enfermos de Alzheimer y Otras Demencias de Tenerife (Afate), con el centro de Rehabilitación Psicosocial Amisur y con el Hogar San Miguel, a raíz  del convenio suscrito entre el ayuntamiento y dichos colectivos. Además, se  suma  el Centro de Estancias Diurnas La Alborada del Padre Damián, de titularidad municipal.

Tanto el alcalde, Arturo González, como el concejal de Empleo, Lot García, señalan que “con estas prácticas el alumnado del PFAE complementará sus enseñanzas teóricas y la intención es dotarlos de todas las herramientas necesarias para que estén cualificados ya que la formación y la preparación se han convertido en piezas básicas para acceder al mercado laboral con las mayores garantías posibles”.

Este año, el consistorio sanmiguelero ha conseguido ser beneficiario además, de otro Programa de Formación de Alternancia con el Empleo (PFAE), como es el de  “Monitor de Tiempo Libre Infantil y Juvenil”, cuyo alumnos se encuentra realizando sus prácticas con el personal de los centros culturales del municipio, además de formar parte de las diversas actividades lúdicas que organiza el propio consistorio.