Un total de 107 personas son beneficiarias del Servicio de Ayuda a Domicilio en San Miguel

La finalidad es prestar actuaciones de carácter doméstico y personal en el medio habitual de las personas beneficiarias.

Un total de 107 personas de diferentes núcleos del municipio de San Miguel son, actualmente, beneficiarias del Servicio de Ayuda a Domicilio, un recurso que depende de la Concejalí­a de Asuntos Sociales del consistorio, que preside Nuria Marrero Donate, y que se presta en el domicilio de aquellas personas que por su situación personal no pueden realizar las actividades de la vida diaria, y tiene como finalidadfacilitar la permanencia y la autonomí­a en el medio habitual de convivencia de cada persona, evitando así­ situaciones de desarraigo y desintegración social”.

Así­, las personas que se benefician de este recurso, al que el ayuntamiento destina casi 300.000 euros, y que ofrece con carácter totalmente gratuito, pueden ser mayores y personas con discapacidad que requieran la ayuda o el cuidado de una tercera persona, y que estén empadronadas en el municipio.

Tanto Marrero, concejala del área, como el alcalde sanmiguelero, Valentí­n González, señalan que otro de los objetivos de este servicio, que cuenta en la actualidad con 18 auxiliares, quienes reciben formación y cualificación continua, es “permitir que quienes se benefician permanezcan en su entorno cotidiano, favorecer el desarrollo de sus capacidades personales, y contribuir a su participación en la vida de la comunidad, entre otros“.

Al respecto, la labor de estas auxiliares consiste en actuaciones de carácter doméstico, como la limpieza y orden del hogar y la preparación de comida, y actuaciones de carácter personal (aseo y cuidado personal) dirigidas a promover el bienestar personal y social de las personas que demandan el servicio.

Servicio de Ayuda a Domicilio

El Servicio de Ayuda a Domicilio constituye un conjunto de actuaciones, realizadas en el domicilio de la persona beneficiaria, de carácter doméstico, social, de apoyo psicológico y rehabilitador, dirigidas a individuos  y/o familias que se hallen en situaciones de especial necesidad, facilitando así la permanencia y la autonomía en el medio habitual de convivencia.

La finalidad del Servicio de Ayuda a Domicilio facilitar la autonomía personal para que permanezca en su entorno habitual de vida, evitando situaciones de desarraigo y desintegración social.

Sus objetivos son:
a) Prevenir y evitar el internamiento de las personas para que, con la aplicación de esta ayuda, puedan permanecer en su medio habitual.
b) Favorecer en el/la usuario/a el desarrollo de capacidades personales y de hábitos de vida adecuados.
c) Procurar la mejora de las condiciones de convivencia del/la usuario/a en su grupo familiar y en su entorno.
d) Favorecer la participación del/la usuario/a en la vida de la comunidad.
e) Colaborar con la familia en los casos en los que ésta, por sí misma, no pueda atender totalmente las necesidades de la vida diaria del/la usuario/a.
f) Atender situaciones coyunturales de crisis personal y familiar.

Las personas beneficiarias del S.A.D. podrán ser:
a) Personas mayores, con cierto nivel de dependencia, que no tengan a nadie que les atienda suficientemente y que, con esta ayuda, puedan continuar viviendo en su hogar.
b) Las personas con discapacidad a las que la ayuda en el hogar pueda favorecer su autonomía.
c) Las personas afectadas por una lesión, enfermedad física o mental o por otros motivos que les hagan precisar la ayuda.
d) Los/las menores a los que haya que cuidar o atender por ausencia de los padres o tutores, o cuando éstos, por circunstancias provisionales de enfermedad u otros motivos suficientemente justificados, no puedan ejercer sus funciones parentales, siempre que tales circunstancias no supongan situación de desamparo o requieran la asunción de la guarda por parte de la Dirección General de Protección del Menor y la Familia.
e) En general, cuando exista una situación de desatención social o familiar, evaluada técnicamente, que justifique la intervención del servicio.

Requisitos y condiciones. Las personas beneficiarias deben de cumplir los siguientes requisitos:
1. Estar empadronados y con residencia continuada en el municipio de San Miguel de Abona.
2. Encontrarse en situación de necesidad según la valoración realizada por el/la  profesional, en torno a:
a) La autonomía personal para la realización de actividades de la vida diaria (básicas e instrumentales).
b) La situación socio-familiar, previa valoración de la composición familiar y grado de implicación de ésta en la contribución a la solución de la problemática.
c) La situación socioeconómica de la unidad convivencial.

El equipo del S.A.D. lo forman la Coordinadora del Servicio (Trabajadora Social), la Supervisora de las Auxiliares y las Auxiliares de Ayuda a Domicilio.

Para más información y solicitudes dirigirse a las oficinas de Servicios Sociales municipales.