San Miguel refuerza el Servicio de Teleasistencia

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona se ha visto en la necesidad de reforzar el Servicio de Teleasistencia, el cual está siendo más demandado desde que se decretara el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Así, en la actualidad, son un total de 47 beneficiarios los que cuentan con este servicio de compañía permanente,  y que, en caso de necesidad, disponen de una atención inmediata ante cualquier eventualidad que se pueda llegar a producir. Asimismo, el servicio permite que con tal solo pulsar un botón del equipo informático y telefónico instalado en su vivienda y conectado con la central de Cruz Roja, se podrán establecer diálogos de apoyo a los usuarios este programa. Un servicio que el Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha reforzado por si en estos días de confinamiento se demande por parte de aquellas personas mayores que, por su condición personal, lo necesiten.

Éste servicio, que se gestiona desde la concejalía de Servicios Sociales, es totalmente gratuito para el usuario, asumiendo el consistorio el 100% del coste. Una actuación que va dirigida a personas mayores que vivan solas y que tengan alguna discapacidad física y cuyo objetivo está orientado a evitar internamientos innecesarios, posibilitando la integración en el medio habitual de vida y facilitando una intervención inmediata en situaciones de crisis personales, sociales o médicas.

El consistorio, que además aporta 95.000 € de subvención a Cruz Roja en concepto de prestaciones, apuesta una vez más por seguir reforzando estos recursos sociales que van encaminados siempre a mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de San Miguel.

San Miguel amplía el presupuesto del servicio de teleasistencia domiciliaria

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, ha ampliado la partida presupuestaria de teleasistencia domiciliaria en un 17%, contando con un total de 11.000 € con el fin de dar respuesta a las necesidades actuales.

Esta prestación, que desarrolla el consistorio sanmiguelero de forma gratuita para los usuarios a través de Cruz Roja, está dirigido especialmente a personas dependientes y con discapacidad. Es un servicio de atención telefónica permanente en el cual, ante cualquier situación de emergencia social o sanitaria, el usuario solo tiene que pulsar el botón de un pequeño dispositivo que lleva colgado del cuello o en la muñeca, y entrar así en contacto con la central de asistencia domiciliaria que atenderá su solicitud de manera inmediata, durante las 24 horas y los 365 días del año.

Tanto el alcalde, Arturo González, como la concejala de Servicios Sociales, Nuria Marrero, ponen de manifiesto que “se trata, sin lugar a dudas, de mejorar  la calidad de vida de los usuarios, proporcionarles tranquilidad, seguridad y protección ante situaciones de emergencia que su pueden minimizar con sólo pulsar un botón y posibilitándoles la estancia en su domicilio a aquellas personas que no precisen de cuidados permanentes”.

Entre los requisitos figuran un informe médico que acredite la necesidad,  no padecer enfermedad mental y disponer de teléfono fijo en el domicilio, entre otros aspectos.

El ayuntamiento sanmiguelero aporta algo más de  21 euros mensuales por cada persona asistida por este recurso, siendo una de las herramientas esenciales de los Servicios Sociales municipales para atender a mayores y personas con discapacidad.

39 vecinos de San Miguel de Abona se benefician del servicio de teleasistencia

Los usuarios cuentan con una atención inmediata con pulsar un botón de un equipo telefónico instalado en su vivienda y conectado a la central de Cruz Roja. El ayuntamiento invierte más de 9.000 euros al año en este servicio para que sea gratuito a sus beneficiarios.

Un total de 39 vecinos del municipio de San Miguel de Abona se benefician del servicio de teleasistencia que ofrece Cruz Roja a raíz de un acuerdo suscrito entre dicha entidad y el Ayuntamiento sureño, y que ya  lleva prestándose 15 años.

El servicio, gratuito para el usuario, “permite que los beneficiarios, que no suelen disponer de compañía permanente,  y que necesitan mantener un contacto asistencial las 24 horas, cuenten con una atención inmediata con tan solo pulsar el botón del equipo informático y telefónico instalado en su vivienda”, manifiesta el alcalde sanmiguelero, Arturo González.  Dicha atención la ofrece la central de operaciones de Cruz Roja, que interviene con urgencia ante cualquier eventualidad o que simplemente establece diálogos de apoyo con los beneficiarios del programa.

Por su parte, la concejala de Servicios Sociales, Nuria Marrero, resalta que “en la actualidad el ayuntamiento sanmiguelero aporta algo más de  21 euros mensuales por cada persona asistida, lo que suma más de 9.000 euros al año si el número de usuarios no varía”.

Ambos mandatarios municipales inciden en que “si hubiese mayor demanda de este servicio por parte de la ciudadanía no habría ningún problema para aumentar la partida correspondiente para dar respuesta a las necesidades de nuestra población”, quienes destacan que este recurso es una de las herramientas esenciales de Servicios Sociales para atender a mayores y personas con discapacidad.

El Servicio de Teleasistencia del ayuntamiento sanmiguelero cuenta con 30 beneficiarios

Se trata de un recurso que evita internamientos innecesarios.

La concejala responsable de la Concejalí­a de Asuntos sociales del ayuntamiento de San Miguel, Nuria Marrero Donate, ha realizado una valoración positiva en relación al Servicio de Teleasistencia que presta el consistorio, y que se instauró en el año 2002, tras la firma de un convenio con Cruz Roja para poner en marcha este recurso.

Marrero Donate destaca que ya son 30 las personas que se benefician del Servicio de Teleasistencia en el municipio y que cuenta con un presupuesto de 7.500 euros anuales.

Al respecto recuerda que es un servicio que, dirigido a personas mayores que vivan solas y discapacitados fí­sicos, a través de la lí­nea telefónica, ante situaciones de emergencia y con sólo pulsar un botón, permite a los usuarios entrar en contacto verbal y manos libres con una central atendida por personal de Cruz Roja especí­ficamente preparado para dar respuesta a la demanda .

En este sentido, tanto el alcalde sanmiguelero, Valentí­n González, como la edil responsable del área de Asuntos Sociales en San Miguel, resaltan que “el objetivo de este recurso es evitar internamientos innecesarios, posibilitando la integración en el medio habitual de vida, y facilitando una intervención inmediata en situaciones de crisis personales, sociales o médicas”, a lo que añaden que “este servicio asegura un control de la situación de los usuarios durante 24 horas, así­ como una respuesta adecuada e inmediata ante cualquier necesidad urgente”, por esta razón, insisten en el esfuerzo que se hace desde el consistorio por seguir manteniendo este recurso, ya que también se aporta otros 90.000 euros a Cruz Roja en concepto de otra prestaciones sociales encaminadas siempre mejorar la calidad de vida de los vecinos del municipio.