Se abre el plazo para solicitar ayudas para rehabilitación de vivienda

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de su concejalía de Servicios Sociales, informa que, tras haberse acogido un año más al Plan Insular de Rehabilitación de Viviendas del Excmo. Cabildo Insular, queda abierto el plazo para presentar las solicitudes de subvenciones dirigidas a las familias que no dispongan de recursos suficientes y así poder hacer las obras de rehabilitación  en las viviendas que no estén en condiciones mínimas de habitabilidad.

Las correspondientes solicitudes podrán tramitarse en los SAC de San Miguel casco y Las Chafiras, mediante cita previa, hasta el próximo 4 de octubre, y serán concedidas en base  a los requisitos establecidos por el Excmo. Cabildo Insular.

Para mayor información puedes dirigirte al teléfono de Servicios Sociales 922-700.000 ext. 1233/1247, además de consultar el folleto que se adjunta, donde se detallan los requisitos y documentación necesaria a aportar.

Abierto el plazo para tramitar la solicitud de ayuda para la Rehabilitación de Vivienda en el entorno rural

El plazo para tramitar la solicitud para la Rehabilitación de Viviendas estará abierto hasta el 31 de Mayo.

La Oficina de la Vivienda del Ayuntamiento de San Miguel de Abona informa que hasta el próximo 31 de Mayo estará abierto el plazo para tramitar la solicitud de Rehabilitación de Viviendas en el entorno rural 2011. Una ayuda que cada año concede el Consistorio en colaboración con el Instituto Canario de La Vivienda.

Dicha ayuda se destina a aquellos y aquellas interesados/as en rehabilitar la vivienda para eliminar barreras arquitectónicas o de accesibilidad a la vivienda, aquellas viviendas que no presentan suficientes condiciones de habitabilidad, que son muyantiguas, o que tienen problemas de saneamiento en la estructura etc. El solicitante debe ser propietario de la vivienda y no tener otros inmuebles en propiedad y cuyos ingresos de la unidad familiar ponderados no superen 3,5 veces el IPREM (24.460,8 euros al año), así­ como, destinar dicha vivienda objeto de la ayuda a residencia habitual y permanente.